sucesos

Giro en el caso Yéremi Vargas: el último informe forense descarta signos de cianosis, lo que creía la familia

La cianosis se refiere a la tonalidad azulada o grisácea que la piel adquiere cuando la sangre contiene bajos niveles de oxígeno, pudiendo ser causada por diversas afecciones pulmonares o cardíacas

El desarrollo del “caso Yéremi“, la desaparición del niño en 2007 en Vecindario (Canarias) mientras jugaba con sus primos en un terreno baldío, ha dado un nuevo giro. El Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Las Palmas (IMLCF) ha llegado a la conclusión de que “no hay registros en los informes médicos del niño que indiquen la presencia de signos de cianosis”.

Esta declaración desafía la narrativa de los familiares del niño, quienes buscan demostrar la culpabilidad del principal sospechoso, Antonio Ojeda, conocido como ‘El Rubio’. Según la argumentación del abogado de la acusación, Marcos García Montes, Ojeda mencionó a otro recluso durante su encarcelamiento que el niño padecía este trastorno.

La cianosis se refiere a la tonalidad azulada o grisácea que la piel adquiere cuando la sangre contiene bajos niveles de oxígeno, pudiendo ser causada por diversas afecciones pulmonares o cardíacas. Para la familia de Yéremi, el hecho de que el acusado se refiriera al niño como “el niño azul” implicaría que Ojeda estaba al tanto de detalles médicos que presuntamente solo conocían los familiares.

Sin embargo, el informe del Imlcf descarta esta teoría. Según el informe, “desde el punto de vista médico, no hay evidencia de que el menor haya sido excluido del programa de seguimiento de niños sanos debido a alguna patología”, y además señala que todas las enfermedades que Yéremi padeció durante su historial médico son “las típicas que podría experimentar cualquier niño en diferentes etapas de su desarrollo”.

TE PUEDE INTERESAR