santa cruz

La Gremial del Taxi de Tenerife recurre ante la Justicia el calendario de 2024

Los taxistas piden daños y perjuicios por cada día que la flota no pudo trabajar en el año 2021 por “decretazo” municipal, tras ganar un recurso interpuesto contra el Ayuntamiento
Casi 100 taxistas de Tenerife se han registrado en la app de Uber para trabajar con la compañía

La Asociación Gremial del Taxi de Tenerife vuelve a llevar al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ante la Justicia, tras presentar la semana pasada un nuevo contencioso-administrativo contra el calendario laboral de 2024 establecido por el Consistorio, en el que se fijan los días de parada de los taxis en el 80% de lunes a viernes y en el 50% durante el fin de semana.
El presidente de la asociación de taxistas, Zebenzui Pérez, explicó que “lo que reclamamos es que se suprima el calendario de este año lo antes posible y por eso estamos a la espera de las medidas cautelares. Si el juez nos da la razón, entonces, además de que el calendario quedará suspendido, exigiremos daños y perjuicios al Ayuntamiento por cada día del año en el que nos ha obligado a estar en casa sin trabajar”.
Una reclamación económica al Ayuntamiento que se sumaría a la que desde la Gremial del Taxi se va a exigir por los días de parada decretados durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2021, cuando el Consistorio fijó por decreto los turnos del sector en el 50%, una situación que generó que los usuarios del taxi notarán la falta de servicio en toda la ciudad.

Demanda
Pérez indicó que esta demanda por daños y perjuicios al Ayuntamiento sigue la senda del reciente fallo dictado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) a favor de la Gremial del Taxi, que en 2021 recurrió el “decretazo” del anterior concejal, en el que se regulaban los turnos para el sector.
“La Justicia nos dio la razón en 2023, pues ya existía jurisprudencia al respecto tras una demanda similar presentada en 2020 por los taxistas de Las Palmas. No obstante, el Ayuntamiento de Santa Cruz y Élite Taxi recurrieron esta sentencia que anulaba el hasta ahora decreto de los días de parada de 2021, regulación en la que el TSJC acaba de fallar a favor de la Gremial y abre la vía a que el sector pida daños y perjuicios por los tres meses de parada al 50% al que se nos obligó”, apuntó el presidente de la asociación.
Asimismo, detalló que “el reciente fallo también recoge que el calendario laboral de los taxistas no se puede aprobar por decreto del alcalde o del concejal de turno, sino que tiene que ser el pleno municipal el órgano competente” y, en este sentido, afirmó que “la concejala de Movilidad, Evelyn Alonso, quería llevar el calendario laboral de 2024 al pleno del próximo lunes, pero los servicios jurídicos municipales han decidido demorarlo debido a este nuevo contencioso-administrativo que hemos presentado”.
Igualmente, el presidente de la Gremial del Taxi subrayó que “la reciente sentencia del TSJC también impone en primera instancia el pago de costas al Ayuntamiento y a Élite Taxi, por lo que estaríamos hablando de una cantidad económica importante al sumarse también al abono que ha de hacer frente el Consistorio para compensar los días sin trabajar de 2021, por lo que las indemnizaciones superarían los tres millones de euros”, estimó Pérez.
A juicio de la Gremial, “el Ayuntamiento tiene que vernos como un aliado que puede ayudar en los planes de movilidad de la capital, pero no ceder a intereses personales que mueven al presidente de Élite Taxi en este proceso. Máxime ahora que el sector se enfrenta a la llegada de multinacionales de transporte privado, como Uber o Cabify, o a la piratería descontrolada que también nos está restando clientes”.
Por ello, Pérez recordó que “llevamos 12 años con calendarios laborales que desde el Ayuntamiento nos regulan nuestro trabajo y creo que ya es momento de cambiar esta situación”.
“Somos profesionales autónomos y se tiene que liberalizar al sector para que cada uno decida cuándo quiere trabajar. El taxi tiene que estar en la calle para dar servicio a la ciudadanía y hay que buscar fórmulas conjuntas para hacerlo más atractivo en función de la demanda ciudadana. Este no es el camino para afrontar los retos que tiene el taxi, porque el sector lo forman los taxistas y los usuarios”.

TE PUEDE INTERESAR