política

Ni uno de los consejeros de Servicios Sociales del PP acude a la visita a un centro isleño para menores migrantes

Los responsables de Navarra, Castilla-La Mancha y Catalunya sí constatan ‘in situ’ la “frustración” de los jóvenes por la saturación de los servicios
La consejera canaria de Asuntos Sociales, Candelaria Delgado, ayer. Fran Pallero
La consejera canaria de Asuntos Sociales, Candelaria Delgado, ayer. Fran Pallero

Los consejeros de Servicios Sociales de las comunidades autónomas de Navarra, Castilla-La Mancha y Catalunya visitaron ayer un centro de menores migrantes en Tenerife y constataron así la “frustración” de los jóvenes afectados por la sobrecarga actual del sistema de acogida.

A dicha visita, que se produjo horas antes de la Conferencia Sectorial que tuvo lugar en la capital tinerfeña, no asistió ninguno de los consejeros donde gobierna el Partido Popular, pese a que su voto es fundamental para evitar el inminente colapso de dichos servicios en las Islas a cuenta de la crisis humanitaria en curso y de la insolidaridad de la mayoría del resto de autonomías con el Archipiélago en tal sentido.

Fue su colega canaria, Candelaria Delgado, quien ofreció ayer detalles sobre la visita en cuestión, explicando que si bien los centros pequeños funcionan “muy bien”, los problemas se agudizan en los grandes como el que han visitado con 234 menores, ya que son “muchos” como para tener un programa óptimo de atención. Para Delgado, es un ejemplo claro sobre lo que va a ocurrir en los próximos meses (cuando llegan las tradicionales calmas de la segunda mitad del año en esta parte del Atlántico Norte) y que ya ha obligado al Gobierno canario a habilitar una carpa en el puerto de Arrecife (Lanzarote), pese al inicial rechazo de la Fiscalía isleña.

No obstante, Delgado quiso puntualizar que la competencia de reformar la ley de extranjería para obligar a los territorios no solidarios no es de las comunidades autónomas, sino del Congreso de los Diputados, y por eso insistió en pedir a los grupos políticos “ayuda” para mejorar la calidad de vida de los menores.

Sin garantías

La consejera reconocío que, con más de 5.500 menores bajo tutela, no se puede garantizar la formación, pese a que se han suscrito convenios con asociaciones de empresarios y el Servicio Canario de Empleo. Para hacerse una idea de lo insoportable de la situación, cabe recordar que Canarias empezó el año con 30 centros para menores migrantes y a mediados de año ya son 80, como adelantó en su día el portavoz gubernamental canario, Alfonso Cabello, durante una entrevista con este periódico.

“Los niños a lo que vienen y lo que demandan también, lo que dejaron atrás, es que tengan un trabajo para poder derivar dinero a sus países. Entonces, bueno, el sentimiento de muchos de ellos es de frustración porque se ven que desde Canarias se les ha cortado ese vuelo hacia el territorio peninsular y hacia otros países europeos y se sienten un poco frustrados porque no tienen toda esa atención y toda esa formación, empleo y demás que es a lo que ellos venían a Canarias”, detalló Candelaria Delgado en declaraciones recogidas por Europa Press.

Por ello, concluyo la consejera canaria, “es bueno” que desde otras comunidades autónomas se compruebe in situ la situación que hay en Canarias y, así, puedan hacerse una idea más aproximada a la realidad de lo que “se puede venir” en los próximos meses al Archipiélago.

TE PUEDE INTERESAR