Es muy común que llegue el momento de decidir mudarse a un nuevo y mejor inmueble que se convierta en su siguiente hogar. Pero lo que más se desea además de empezar a vivir en la nueva casa, es lograr vender rápidamente la anterior para poder desprenderse de esta y partir tranquilamente en cuanto antes.

Vender un piso rápido y a buen precio no siempre es tarea fácil, para la mayoría de personas se convierte en un verdadero quebradero de cabeza. El plazo de tiempo medio para vender una vivienda es de unos 7 meses, dependiendo de la ubicación, precio, etc. Mal enfocada, la venta de una casa se puede convertir en algo interminable. La propiedad tiene una magnífica ubicación y el precio es atractivo pero los compradores no se deciden.

Quienes deciden poner su vivienda a la venta tienen varias opciones. Las más habituales son acudir a una agencia inmobiliaria o intentar vender por su cuenta. En inmobiliaria Barcelona, tienen la formación y experiencia necesarias para ayudarte a vender o alquilar tu piso en poco tiempo y al mejor precio posible.

Para conseguirlo, es aconsejable seguir una serie de estrategias que nos van a ayudar a reducir el plazo, así como llamar la atención de más posibles compradores:

Tasar el piso

Lo primero es solicitar una tasación de la vivienda para saber cuál es el precio de mercado y poder acordar un precio justo en relación a diferentes factores como: ubicación, precio m2, estado… Es muy importante poner precio razonable y ajustado al mercado actual y así las opciones aumentarán mucho.

Preparar la documentación del piso

Para estar preparado a la hora de tener un comprador listo para firmar es tener preparada toda la documentación de la vivienda. Estos son:

  • La escritura de propiedad de la casa.
  • El último recibo del IBI.
  • El certificado de eficiencia energética de la vivienda.
  • Justificante de estar al día con las cuotas de la comunidad, que se podrá pedir al presidente.

Repasar la vivienda para la venta

Para vender piso Barcelona, es aconsejable hacer reparaciones y actualizaciones que no suponen una gran inversión de dinero y tiempo como pintar las paredes, arreglar desperfectos o cambiar las ventanas. Pero si dispones de tiempo y puedes invertir dinero en mejoras, es importante saber que una vivienda reformada puede incrementar el precio de venta hasta un 20%.

Despejar objetos personales

Es importante despejar en medida de lo posible todos tus objetos personales y recuerdos y dejar únicamente lo imprescindible que resulte acogedor porque, aunque no lo parezca, de este modo se atrae a un mayor número de interesados.

Limpiar la casa a fondo

La casa tiene que estar limpia para enseñarla a los compradores, aunque parezca obvio, hay muchas personas que quieren vender piso Barcelona y no lo tienen en cuenta. Es verdaderamente importante hacer una limpieza a fondo de toda la casa, así como aromatizarla para que su visita resulte agradable.

Contactar con una inmobiliaria

Si tu intención es vender o alquilar mi piso Barcelona la mejor manera es contactar con una inmobiliaria para que te ayuden tanto a encontrar posibles compradores así como se ocupen de promocionarla, realizar las gestiones necesarias y realizar las visitas.

Realizar fotos atractivas

Para crear un anuncio atractivo es muy importante hacer fotos de calidad, cuidando la iluminación y los detalles. Hay que prestar especial atención a:

  • Luz natural: Es uno de los aspectos clave para obtener las mejores fotos para anuncios inmobiliarios. Abre las ventanas, pero mantén las cortinas semicerradas y enciende las luces para evitar sombras.
  • Utiliza una lente gran angular para hacer que los ambientes parezcan más grandes.
  • Evita la presencia de personas en las fotos.
  • Evita los primeros planos de objetos que no aportan información sino sólo de aquéllos que, por alguna razón, vale la pena destacar.
  • Fotografía a la altura de tus ojos: para mostrar las proporciones correctas de la propiedad.
  • Investiga: Mira fotos que han realizado otros propietarios, no sólo en portales inmobiliarios, sino en otras plataformas.

Elegir las horas más adecuadas para las visitas

Cada vivienda tiene su horario. Por muy bonita y cuidada que esté, hay determinados momentos del día en que la vivienda luce más. Es recomendable tener en cuenta la orientación y las horas de luz. También hay que tener en cuenta la hora de mayor actividad de los vecinos y evitar las horas que se encuentren en casa o cuando tengan menor actividad.

Hacer una buena distribución

Es aconsejable liberar las zonas de paso y jugar con el mobiliario para despejar las zonas y crear mayor espacio. Un truco es dejar todas las puertas abiertas pues mejora la sensación espacial.

No estar presente durante las visitas

Puede parecer una tontería, pero los compradores se sienten más cómodos y relajador paseando y visualizando libremente el inmueble y hablando privadamente con el agente inmobiliario.