El magma sigue avanzando sin descanso y se dirige hacia los núcleos poblacionales de La Laguna y Todoque. La lava ya ha pasado por la LP-2, a la altura del camino El Pastelero, en el barrio de El Paraíso. Su progresión pone en riesgo un boyante número de viviendas.

Todoque tiene una población de 1.279 habitantes, que son en su mayoría personas sencillas que se dedican a la agricultura.

En estos momentos se estaba procediendo al arreglo de la plaza en la que se enclava la pequeña iglesia del barrio y cuenta, además, con centro de salud y con numerosas viviendas que están en grave peligro de sucumbir bajo la ola de magma.

La lava ya acabó con el Colegio Los Campitos, donde estudian 20 alumnos y está a las puertas del Colegio de Todoque, por lo que se calcula que también desaparezca. Allí acuden a clase cada día otros 25 niños.