El real decreto que regula la publicidad de los juegos de azar rige en todo el territorio español desde el 31 de agosto de 2020. El departamento dirigido por el Ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha creado una norma que incluye numerosas restricciones a los anuncios publicitarios. El principal objetivo es la protección de la salud pública de las personas vulnerables, entre ellas, los menores de edad, los jóvenes y los que tienen conductas abusivas.

El nuevo marco regulatorio hizo que los casinos online revisaran sus promociones. Frente a estos cambios, ¿de qué manera ha afectado a la industria de los casinos?

Nuevas restricciones en los casinos online

La nueva normativa, en principio, no permite la publicidad del juego online en televisión, radio, YouTube y otras plataformas de vídeo durante el horario diurno. En cambio, la franja horaria sin restricción para los anuncios publicitarios es de una a cinco de la madrugada. Además, los anuncios radiofónicos y televisivos ya no podrán estar protagonizados por personalidades del espectáculo o influencers.

Entre otras restricciones, el patrocinio del juego en camisetas de fútbol está también prohibido en la nueva ley. Los clubes deportivos ya no podrán firmar nuevos contratos de patrocinio con proveedores de juegos de azar. Asimismo, no será posible utilizar la marca de un operador de juego para identificar una instalación deportiva.

Se prohíbe, además, toda la publicidad por correo postal y por correo electrónico si no hay consentimiento por parte del receptor. Si hay consentimiento por parte del usuario, pero en el pasado el jugador ha tenido un comportamiento de riesgo, no se le podrá enviar publicidad. En internet, solamente podrá haber publicidad en los portales de juego. No habrá publicidad en las redes sociales – salvo para aquellas personas que siguen a las casas de apuesta -, ni en las plataformas de vídeos, por fuera de los horarios permitidos.

Por último, los bonos gratuitos de captación de nuevos usuarios ya no estarán permitidos. Con la nueva regulación, las compañías solo podrán dirigir sus ofertas a clientes ya registrados.

El impacto de las medidas en la industria de juegos de azar

El nuevo decreto supone un freno a las estrategias de marketing principales empleadas por los sitios de apuestas para adoptar nuevos clientes. La reestructuración de las políticas de marketing ya ha comenzado para la mayoría de los operadores.

Pero la pregunta permanece: ¿de qué manera deben proceder los casinos online para implementar los nuevos requisitos y mantenerse dentro de los parámetros de la nueva ley?

No cabe duda de que este sector deberá aplicar mucha creatividad para lograr sus objetivos de crecimiento y promoción. Uno de los mayores desafíos se encuentra en la manera en que es posible atraer nuevos usuarios. Si ofrecer bonos para atraer clientes es una violación al nuevo decreto, ¿Cómo es posible hacer crecer el negocio de otra manera?

Además, el sector del juego está en el centro de atención de la Agencia Tributaria. Desde enero de 2021, se ha comenzado a implementar la colaboración entre la Agencia Tributaria y las administraciones tributarias de cada Comunidad Autónoma, con el fin de informar periódicamente cuáles son los tributos cedidos a cada comunidad, producto del sector.

Asimismo, el sector de los juegos en línea está formado por grupos empresariales, que se ven afectados por las políticas de precios de transferencia y operaciones más allá del territorio de España. Esta internacionalización produce un riesgo fiscal para el gobierno. Por este motivo, las actuaciones inspectoras han decidido enfocar sus análisis en esta temática, bajo el Marco Inclusivo de BEPS, sobre la aplicación de las Directrices de precios de transferencia de la OCDE.

El control gubernamental se enfocará en las reestructuraciones, en la valoración de transmisiones entre diversos grupos activos y en la deducción de partidas con erosión en la base imponible (por ejemplo, los cánones por la cesión de intangibles o la prestación de servicios intragrupo), así como la acumulación de las pérdidas. La falta de declaraciones de ingresos, así como los procedentes de prestaciones de servicios, cesiones de activos no facturados y las posibles irregularidades en la reducción de la renta tendrán una atención primordial.

En definitiva, con la implementación de las nuevas medidas, tanto los usuarios como las casas de apuestas deberán adaptarse a las nuevas reglamentaciones. El gobierno, por su parte, pondrá especial atención en la regulación tributaria. Aun así, todavía restan algunos meses para la finalización de los contratos de los patrocinios. El sector de los juegos de azar deberá redefinir las estrategias de marketing para lograr sus objetivos publicitarios, y al mismo tiempo, cumplir con la ley.