Un pasajero ha sido expulsado esta semana de un avión de la aerolínea Thomas Cook que iba desde Gran Canaria a Londres por amenazar con contarle el cuello a un azafato, tal y como recoge el diario británico Daily Mail.

Según muestran las imágenes grabadas por otro viajero, el varón comienza a atacar a la tripulación con amenazas, insultos y gestos violentos por razones que aún se desconocen. Uno de los auxiliares de vuelo se agacha frente al hombre para tranquilizarlo pese a la poca colaboración de este. Después de unos minutos de tensión, el piloto solicita la presencia policial en la aeronave.

Un responsable de la compañía aérea ha afirmado que “la seguridad de nuestros clientes y tripulación es siempre nuestra primera prioridad”. “Tras un comportamiento perturbador de un pasajero a bordo del vuelo MT1069, la policía fue llamada al avión y retiró a un pasajero antes de salir de Gran Canaria”, añade.