Adoramos los carnavales de nuestra tierra, pero hay que reconocer que estas fiestas se les van de las manos a muchas personas y ayuntamientos.

En el primer día de carnavalero de Tenerife se registraron 47 personas que fueron atendidas en algún hospital de la isla. Pero según el Ayuntamiento de Santa Cruz, fue  “una noche relativamente tranquila”.



La mayoría de las personas atendidas fue por causa del alcohol (de ellos 3 menores de edad), otras sustancias y peleas. Tambien se difundió el Fake en Los Carnanvales de que habia apararecido un vehículo “tuneado” de gama alta con decenas de pintadas que despertó la indignación tanto de los que pasean por la calle Imeldo Serís como de aquellos que han visto las imágenes por internet.

Por otra parte hay que destacar a los vecinos del centro histórico de Santa Cruz de Tenerife representados por la Asociación El Perenquén, estos han denunciado la insuficiencia de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para amortiguar los ruidos ocasionados por “los macrobotellones” del carnaval.