La Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias ha dado un “giro de 180 grados” a su estrategia promocional debido a la crisis de la COVID-19 con el objetivo de mostrar al archipiélago como un destino turístico seguro de cara a sus principales mercados emisores.

La Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias ha dado un “giro de 180 grados” a su estrategia promocional debido a la crisis de la COVID-19 con el objetivo de mostrar al archipiélago como un destino turístico seguro de cara a sus principales mercados emisores.

En respuesta a sendas preguntas del Grupo Parlamentario Socialista y Agrupación Socialista Gomera, la consejera del área, Yaiza Castilla, ha dicho que en un escenario de cero turístico no se puede seguir “a mansalva” con la estrategia de promoción anterior a la pandemia.

En este sentido, sostiene que hay que reservar parte de ese esfuerzo promocional para un momento más “potente” para que Canarias esté presente en todos los mercados emisores, si bien eso no significa que se haya parado la promoción en su totalidad.

A este respecto, la consejera señaló que se ha optado por dar un “giro de 180 grados” a la estrategia promocional de Canarias y centrarla en un enfoque “100%” contextualizado en el momento actual.

Yaiza Castilla indicó que ahora es momento de pasar del ‘story teeling’ al ‘story doing” porque “es importante contar cosas que sean relevantes para el destino, la industria turística y el visitante”.

La consejera se mostró convencida de que se volverá a medios promocionales simples pero “ahora hay que hacer una estrategia integral”, de ahí que haya destacado la importancia del laboratorio de rediseño de promoción de seguridad turística.

Según Castilla, este laboratorio sirve no sólo para hacer que la industria canaria esté a la vanguardia del sector de la seguridad, sino también es una iniciativa con capacidad de proyección exterior para seguir siendo líderes a nivel turístico mundial desde el minuto uno.

Además, permite mostrar la imagen de un destino preocupado por la seguridad integral, no sólo de los visitantes, sino también de los residentes, y cuenta con un gabinete de comunicación con acceso a medios internacionales para lanzar mensajes positivos desde las islas y contrarrestar los negativos.