Happy gray-haired senior Caucasian woman listening as her doctor is explaining therapy details and medication dosage during house call medical check-up

Tras ser los centros más golpeados por la pandemia de coronavirus, las residencias de ancianos vuelven a recuperar poco a poco la normalidad gracias al inicio del periodo de vacunación, que ha permitido inmunizar a la inmensa mayoría de sus pacientes y al personal sanitario implicado en los cuidados de los mismos.

Un periodo de adaptación tras el duro golpe de la pandemia

Que el SARS-CoV-2 se ha cebado con los más vulnerables es un hecho. El grupo que mayor mortalidad ha registrado desde la declaración de la pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud ha sido precisamente el que reunía a todos los nacidos hasta 1955, que recogía a los más vulnerables por edad y por dolencias de distinto tipo. Un año después, tras el inicio del periodo de vacunación, los niveles de mortalidad se han reducido en un 90% y las expectativas son mejores que en ningún otro momento de los últimos doce meses.

Gracias a la adopción de medidas a nivel estatal y autonómico, el impacto que el coronavirus ha tenido sobre los centros geriátricos se ha podido detener de manera intermitente tras las primeras semanas de Estado de Alarma, con la declaración del confinamiento domiciliario de obligado cumplimiento durante el primer semestre de 2020 y las posteriores medidas para reabrir, de manera más o menos organizada, las fronteras autonómicas.

Las contundentes restricciones y los férreos protocolos que el personal de las residencias de ancianos ha tenido que seguir han sido levantados recientemente en algunos centros que han demostrado haber derrotado la propagación del coronavirus, preservando el buen estado de salud de todo su personal y sus pacientes. Sin embargo, el regreso a las rutinas de 2019 todavía se encuentra lejos de producirse, debido a que todavía no se ha alcanzado la inmunidad de rebaño y que resulta fundamental mantener las medidas cautelares para evitar nuevos contagios.

“El inicio de la campaña de vacunación ha permitido a las residencias de ancianos funcionar a un ritmo muy similar a los meses previos a la pandemia”, explica el equipo de miResi, portal digital especializado en la comparación de residencias para ancianos. “Poder garantizar de nuevo un buen estado de salud de todo el personal sanitario implicado en los cuidados de nuestros mayores nos ha permitido poder volver a ofrecer a nuestros clientes una amplia oferta de centros donde garantizar el cuidado de nuestros padres y abuelos”, comentan.

Las residencias del futuro en la etapa post-COVID

El hecho de haber recibido la vacuna que impide desarrollar el COVID ha aumentado las expectativas de todo el personal de residencias de ancianos, geriátricos y centros de atención especial. En los últimos meses, las residencias vuelven a experimentar un aumento en la afluencia de usuarios que solicitan plaza o se aproximan a sus instalaciones para conocer más detalles acerca de los centros, algo que el equipo de miResi confirma tras evaluar los datos de tráfico de usuarios.

“El número de usuarios ha aumentado desde que la vacuna contra la COVID-19 ha sido administrada, dando plenas garantías a residentes y familiares de que los cuidados y el bienestar de los mayores están garantizados”, explican desde miResi. “Cada vez son más centros los que empiezan a operar a pleno rendimiento gracias a la efectividad de las vacunas, lo que ha ayudado a poder aumentar la oferta de centros de cara a las búsquedas de nuestros usuarios”.

Esto abre un nuevo horizonte, en el que algunos incluso sueñan con una vuelta a la normalidad completa antes de lo esperado. “Es deseo de todos que la vacunación concluya para poder volver a la normalidad y ofrecer la oferta de residencias y centros de atención a mayores más completa de la red a los usuarios que precisan de atención especializada para un ser querido”, explican en miResi.

Este panorama permite dilucidar un futuro prometedor a las residencias de ancianos tras la vuelta a la normalidad, algo que parece estar cada vez más cerca. “Es cuestión de tiempo que la vacunación avance y que las residencias funcionen como lo hacían en la época prepandemia”, afirman en miResi. “Creemos que estos duros meses han puesto de manifiesto la importancia de invertir en nuestros mayores, en proporcionarles la atención y la comodidad que se merecen, y existe un sentimiento generalizado entre los profesionales del sector de cariño, amor y pasión por ofrecer a nuestros padres y abuelos los mejores cuidados en su vejez”, comentan desde la plataforma.

Acerca de miResi.es

A día de hoy, miResi.es es la plataforma online de referencia para la comparación de residencias de mayores y centros de atención especializada para personas de la tercera edad, capaz de proporcionar a sus usuarios la información más detallada acerca de las mejores residencias de ancianos en su localidad.

“Nuestro objetivo no es otro que el de ayudar a las familias a encontrar la residencia más adecuada para su padre, madre, abuelo, abuela o cualquier otro ser allegado que necesite de atención especial durante su vejez”, sostienen desde miResi. “Dado que cada familia es un mundo y procede de lugares distintos, tiene unas necesidades sanitarias diferentes y cuenta con un bagaje económico dispar, nuestra plataforma aglutina las mejores residencias de cada ciudad española en segmento con el fin de proporcionar a nuestros usuarios la oferta más adecuada en base a sus criterios de búsqueda”, sentencian.

El equipo de miResi está formado por grandes especialistas en el sector de los cuidados a ancianos. En base a las preferencias y necesidades del cliente, miResi analiza todas las residencias con las que trabaja para buscar la opción más ajustada para el usuario. Su plataforma integra un algoritmo que hace uso de inteligencia artificial avanzada con el fin de detectar la afinidad entre determinados perfiles y sus residencias ideales.