Varios estudios internacionales demostraban que antes de haber pasado la infección las vacunas otorgaba una protección similar a las dos dosis de las vacunas de ARN Mensajero (70-80% frente al 90% de Pfizer o Moderna), esa inmunidad se desploma con ómicron hasta el 15-20%.

«Es cinco veces más probable que un paciente se reinfecte con esa variante que con alfa o delta», especifica el portavoz de la SemFYC. De hecho, del total de casos catalanes, la mitad ya son por ómicron. Es decir, que en mucho menos tiempo ha provocado más. La OMS ya avisó de esto en noviembre, cuando aceptó que las reinfecciones se estaban disparando a raíz de la cepa sudafricana, más transmisible que sus predecesoras, aunque aparentemente menos letal. Hasta ese momento, el organismo las consideraba casi una excepción.

La gran pregunta ¿serán cada vez más habituales? Hospital Ramón y Cajal, cree que no. «Vamos aprendiendo con cada ola y se están poniendo dosis de refuerzo porque se ha visto que, por ejemplo, frente a ómicron, es necesario tener protección suficiente. Deberíamos poder evitarlo de esta manera».

«Hemos llegado a ver casos de gente contagiada de nuevo un mes o dos después de haberse puesto la vacuna o haberse contagiado en un primer momento».

Lo bueno es que los pacientes suelen presentar cuadros más leves. «En dos o tres días, la mayoría de los síntomas se han ido», agrega. «Puede persistir la tos, pero no dura como al principio. No sabemos muy bien si es por la propia cepa o por las vacunas. Probablemente sean las dos cosas».

Incógnitas aparte, los expertos insisten: mascarilla, distancia y ventilación. Haber pasado la covid ya no es lo que era.

«Hemos llegado a ver casos de gente contagiada de nuevo un mes o dos después de haberse puesto la vacuna»