MSC Group, dueña de Opcsa, tiene en el puerto de Las Palmas una de sus principales puertas de accedo al mercado africano. Eso es lo que dice la teoría. La realidad es que en Lomé ha configurado un puerto digno de cualquier infraestructura europea: desde funcionarios de aduanas a estibadores existe una conciencia colectiva de ayudar al país.  MSC lleva operando en esta zona desde hace cinco décadas. En Togo, el grupo se estableció por primera vez con la agencia MSC Togo en 2006 tanto con Lomé Container Terminal (LCT) como Medlog, la filial de transporte y logística de grupo en 2012.

24 movimientos de contenedores por hora en Las Palmas y 27 en Lomé: la diferencia es que los salarios de los estibadores en Lomé no suman 6.000 euros mensuales. En Lomé, con control de entidades multilaterales, cerca de 1.000 euros. La cifra de movimientos por hora en Las Palmas lleva así desde hace 14 años, de acuerdo con los datos del consejero delegado de Opcsa, Jan Novak, que en 2019 dijo en ‘Canarias 7’: “Si un día llegar a suceder y MSC decide marcharse la gran perjudicada sería Canarias. No hay otros operadores pujando para entrar en esta terminal y su marcha supondría pérdida de empleo directo e indirecto (unos 1.000), ingresos (80 millones) y la conectividad de la que tanto hablan los políticos y fundamental para que las islas sean hub. Esas líneas con el mundo las pone gratis MSC”.

Lomé Container Terminal  de MSC constituye la mayor inversión en Togo en infraestructura portuaria en las últimas décadas. Mientras en Las Palmas mantiene congeladas las inyecciones de capital a la espera de un marco tarifario y no seguir siendo atacada por estibadores y marcas blancas sectoriales, MSC ha movilizado recursos por valor de 500 millones y la creación de varios servicios a través de Lomé con docenas de barcos de varios tamaños, lo que representa una inversión considerable para servir a la región y al continente de todo el mundo. Lomé se ha convertido en la puerta de entrada a África occidental desde Asia durante algún tiempo gracias al MSC Africa Express desde y hacia LCT.

LCT es una gran terminal moderna con un muelle de 1.050 metros de largo, 9 grúas pórtico de carga y descarga (STS), 27 eRTG (grúa pórtico de tierra), alrededor de 60 camiones y 12 operaciones. Con una capacidad de 2,2 millones de TEU en su fase 1, alcanzó casi 1,2 millones de movimientos de TEU para 2018 con una de las mejores productividad promedio por grúa en el continente (27 contenedores por hora con grúa en 2019). LCT también recibió el premio a la mejor terminal de transbordo en 2019. El grupo emplea a casi 800 personas en total. Varios miles de trabajos indirectos se agregan a estos trabajos directos.

En 2019, MSC trajo un total de 467 barcos a Lomé (+ 8%). Los barcos operados en Togo por MSC se encuentran entre los más modernos, más largos y con las mayores capacidades en la región y el continente. Es decir: nada que envidiar a Las Palmas. El último gran buque en llegar a Lomé, el MSC Josseline, abandonó el astillero en junio de 2019 y tiene casi 366 metros de largo, atracó el 11 de enero de 2020.

Los contenedores descargados por MSC en LCT representan más del 70% de los volúmenes importados y transbordados por contenedores desde el Puerto de Lomé en 2019. Esto posiciona a MSC como líder del mercado con casi el 40% de la participación en el mercado de importación. Togo también ha registrado un aumento general en los volúmenes de importación desde 2018 (+ 12%), la premisa del cambio positivo en las reformas que empuja a las empresas a elegir Lomé como plataforma portuaria y logística.

2020 y 2021 deberían ser años favorables para el desarrollo de estas áreas logísticas. La filial Medlog Togo quisiera estar entre los primeros en desarrollar nuevos servicios técnicos y logísticos. Estas soluciones permitirán a las nuevas empresas establecerse aún más rápido y de manera más simple en el procesamiento, la industria o los servicios para aprovechar este mercado regional de 300 millones de habitantes.

Sin estar limitado a este mercado, y gracias a los servicios ofrecidos por MSC entre Lomé y África central e incluso Sudáfrica, Togo podría ofrecer a los inversores un horizonte aún más amplio. El tráfico en África occidental ha mejorado durante varios años y varios puertos de la región se están posicionando para aprovecharlo.

MSC fue el primero en hacerlo en la subregión y Lomé fue elegida por varias razones. Lomé está en el corazón del Golfo de Guinea. Togo es conocido como un pequeño país de servicio, anteriormente apodado “la Suiza de África”. MSC ha encontrado un puerto de aguas profundas, un puerto libre, espacio para crear esta nueva terminal, condiciones financieras y fiscales favorables, una voluntad del gobierno de reforma para apoyar la inversión, un país conectado por carretera a países sin litoral, el interior y la región, pero también conectados por aire con Asky y ahora por mar con MSC, así como una buena red bancaria en plena mutación y modernización.

MSC ofrece servicios con origen en Togo, como China directo y Asia a través de Singapur, India y Medio Oriente a través de Colombo en Sri Lanka, Estados Unidos a través de Amberes, América del Sur a través de Las Palmas y el norte de Europa (Amberes, Felixstowe, Le Havre) o el Mediterráneo (Marsella en Francia, Italia y España). La terminal de Lomé hace transbordo de estos mismos orígenes a otros países de la subregión (Nigeria, Camerún o Costa de Marfil).  En este sentido, TIL, una de las filiales del grupo MSC que desarrolla terminales de contenedores en varios países de África, anunció este plan de inversión. LCT ya ha invertido varios cientos de millones de dólares en Togo y proyectos futuros que, con el apoyo de Medlog, MSC o LCT, podrían ver la luz del día en el futuro aquí o en la subregión.

Es un poco como comparar el aeropuerto de Lomé con Asky o Charles de Gaulle con Air France, que recibe visitantes que se detienen en Lomé o Togo para Asky y París o en Francia para Air France y esos quienes continúan en otro avión para ir a otro país. En Lomé se trata de contenedores que se detienen en Lomé para Togo (incluidos los países sin litoral a través de Lomé) y para los otros países que continúan en otro barco desde Lomé hasta el destino final. Por lo tanto, estamos presentes en ambos aspectos.

Fundada en 1970 y con sede en Ginebra, Suiza, desde 1978, MSC es una empresa privada dirigida por la familia Aponte. MSC, líder mundial en transporte de contenedores, que comenzó como una entidad pequeña con un solo buque, es hoy una empresa reconocida a nivel mundial, con una flota de 520 buques y más de 70,000 empleados. MSC dirige productos y servicios a comunidades locales, clientes y socios comerciales internacionales. La empresa, que tiene acceso a una red global integrada de recursos de transporte por carretera, ferrocarril y marítimo, se enorgullece de proporcionar un servicio global caracterizado por el conocimiento local.

Gracias a su red de 493 ubicaciones, MSC se asegura de que los remitentes puedan contactar a sus representantes directamente y utilizar varias soluciones de comercio en línea para reservas de carga digital. Respondiendo a las necesidades de sus clientes, MSC es uno de los principales actores en la evolución de los contenedores inteligentes en su sector, y ha ayudado a redefinir los estándares para el envío digital del transporte de mercancías digitales.

MSC llama a 500 puertos en 200 rutas comerciales y transporta alrededor de 21 millones de TEU (unidades equivalentes a veinte pies) por año, en una flota moderna equipada con las últimas tecnologías “verdes”. Con los años, MSC ha diversificado sus actividades para incluir el transporte terrestre, la logística y una creciente cartera de inversiones en terminales portuarias. Hoy, nuestro objetivo sigue siendo fiel a nuestros orígenes, y continuamos creando y manteniendo asociaciones de confianza a largo plazo con clientes de todos los tamaños.