El ADN futbolista de la Juventus de Turín, Cristiano Ronaldo, coincide con una de las pruebas de la investigación de la supuesta violación de Kathryn Mayorga que habría tenido lugar en una fiesta privada celebrada en 2009 en Las Vegas, según informó el diario británico The Sun, que se ha valido de una filtración de correos electrónicos compartidos entre la Policía y la Fiscalía.

Medios de comunicación de todo el mundo se hicieron eco del acuerdo al que habrían llegado el astro portugués y la supuesta víctima, que incluía que esta retiraría la denuncia contra el futbolista a cambio de 300.000 euros. A pesar del acuerdo, Mayorga rompió el mismo e interpuso una nueva demanda contra Ronaldo 10 años después.