La Policía Nacional ha detenido en la Laguna a una mujer de 56 años de edad, sin antecedentes policiales, como presunta autora de un delito de homicidio en comisión por omisión, al no solicitar la asistencia de los servicios sanitarios de urgencia, hasta que constató la muerte de su marido, cuando este se encontraba sumido en una crisis de glucemia según las fuentes consultadas.

La investigación de la Policía Nacional se inició tras tener conocimiento de la muerte de un hombre de mediana edad como consecuencia de una hipoglucemia en el barrio de Taco.

Los policías nacionales, habida cuenta de que el fallecido se encontraba en compañía de su esposa, encontraron cuestionable que no se hubiera solicitado asistencia sanitaria de urgencias cuando se encontraba inmerso en la crisis hipoglucemica, máxime teniendo en cuenta que su pareja, que conocía la enfermedad que sufría y las recomendaciones médicas a seguir, era consciente de la gravedad de la situación y las posibles consecuencias fatales que se podrían derivar si no recibía asistencia sanitaria urgente.

Los agentes de la Policía Nacional, tras el análisis pericial del medidor de glucosa del fallecido que fue intervenido en el lugar del hecho, tuvieron conocimiento que los datos que arrojaban las mediciones eran incompatibles con un estado físico que le permitiese al fallecido solicitar auxilio por sí mismo. En concreto, las ultimas mediciones realizadas mostraban que la víctima se encontraba en una crisis tal que ponía en riesgo su vida.