La marihuana es un derivado de la flor seca de la planta hembra del cannabis y se ha descubierto que su contenido de tetrahidrocannabinol (THC) es ilegal, pero comprar marihuana CBD en línea en Justbob es una alternativa viable; y es que este producto se considera legal ya que es rico en CBD o cannabidiol y se caracteriza por ofrecer niveles controlados de THC, es decir, no superiores al 0,2%. Sin embargo, a pesar de los grandes avances de la ciencia y la investigación, en la actualidad, hablar de marihuana todavía parece ser un término despreciado por la sociedad. El motivo de este tabú se debe a su relación con la planta de cannabis, que ha perdido credibilidad durante muchos años. Ahora bien, el CBD es solo uno de los más de 100 cannabinoides vegetales que forman parte de la planta de cannabis y se diferencia del THC (tetrahidrocannabinol) porque este último sí tiene un impacto significativo en la cognición y el estado de ánimo por lo que su uso se ha encuentrado en debate durante años, y a pesar de que muchos ven sus bondades naturales como una antesala de sus aplicaciones, en diversos países sigue siendo considerado como una sustancia nociva sin ningún tipo de apoyo legal.

El mundo da la bienvenida al CBD

La popularidad del CBD no sucedió de un día para otro. Y es que, desde su descubrimiento en 1940, la ciencia se ha centrado en los detalles de su comportamiento y función en el sistema endocannabinoide responsable de la homeostasis del organismo, es por eso que ha crecido rompiendo los tabúes que rodean a las plantas de cannabis y su relación con la legalidad. En la actualidad, hay muchos registros que respaldan los efectos del uso de CBD en una variedad de casos clínicos con buenos resultados. Inicialmente, la investigación se centró en la respuesta del cuerpo al uso de CBD para la epilepsia, pero la investigación científica ha generado gradualmente más interrogantes por lo que el estudio de su comportamiento ante otras enfermedades lo ha convertido en el compuesto natural más estudiado e importante en estos días. Por eso, hablar de Cannabidiol ya es algo normal que no origina temor a la penalización, e incluso su uso está integrado en la vida cotidiana de cara a servir como tratamiento coadyuvante ante una gran variedad de situaciones.

Acción de las bondades del CBD en el organismo

Sin duda, los niveles de estrés crónico pueden causar serios problemas que ponen en peligro la salud mental de una persona. Como resultado, las personas que utilizan productos ricos en CBD están incorporando herramientas naturales para regular la respuesta de los neurotransmisores como la serotonina y la  anandamida que hacen vida en el sistema endocannabinoide permitiendo un estado de relajación similar al de los medicamentos de venta libre sin experimentar efectos secundarios. Por tanto, se cataloga como una alternativa eficaz al problema de estrés y ansiedad tan común en la sociedad actual.

Por otra parte, el estreñimiento es una condición muy común, especialmente para las personas que no se rigen por una dieta saludable o llevan un estilo de vida desproporcionado, al punto de considerarse una incomodidad secreta de la cual nadie está exento. No obstante, la llegada del CBD ayudó a aliviar el problema, ya que su uso constante hace que sea más fácil ir al baño al controlar el tránsito intestinal y ayudar a combatir el estreñimiento. A pesar del debate sobre el uso del CBD como método para tratar el dolor crónico, muchos expertos coinciden en profundizar la investigación sobre el tema y su aplicación. No obstante, es preciso mencionar que los estudios en animales han concluido que el cannabidiol transdérmico reduce la inflamación y el estrés asociado con el dolor y los efectos secundarios causados ​​por la artritis. Una variedad de otros estudios han respondido a los efectos antiinflamatorios del CBD, pero no debe usarse sin el monitoreo y supervisión de un especialista.

Por si fuera poco, el auge del CBD se ha intensificado hasta el punto de que recientemente ha podido reclamar su lugar en la industria de la cosmetología y la belleza. Cada vez más marcas se centran en incluir CBD en sus productos para el cuidado de la piel, y sus propiedades antioxidantes y antienvejecimiento pueden contrarrestar los efectos de los radicales libres al restaurar las células de la piel; además, su acción antibacteriana previene el crecimiento de patógenos que ralentizan el proceso de curación, como en los casos de acné, por ejemplo.

Otro de los beneficios decisivos del CBD como aliado natural de tratamientos clínicos, es su efecto neuroprotector en el caso de la esclerosis múltiple, la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson o la neurodegeneración provocada por el alcohol, por ejemplo. Pues se ha evidenciado que gracias a su propiedad antioxidante, disminuye el daño de los radicales libres a las células cerebrales. Por si fuera poco, actualmente, los estudios muestran que el CBD es capaz de actuar como un agente anti- angiogénesis inhibiendo el crecimiento tumoral al evitar que se formen los vasos sanguíneos necesarios para su crecimiento y reproducción, y a pesar de que aún queda por profundizar en este tema, no queda duda de que el CBD seguirá dando de qué hablar.