La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) suspendió hoy cautelarmente la medida del Gobierno de Canarias de exigir a los ciudadanos el certificado Covid o una prueba diagnóstica para acceder a establecimientos de hostelería y restauración.

En el mismo auto suspende también el cierre total entre las 00.00 y las 06.00 horas y amplía el límite de aforo en el interior de los establecimientos de hostelería y restauración que ahora queda fijado en un 50% en los niveles 3 y 4 de emergencia sanitaria. La resolución fue emitida como consecuencia del recurso interpuesto por Hostelería Unida Tenerife (HUT) y supone otro duro revés a las aspiraciones del Gobierno de Canarias tras adoptar medidas que pretenden contener el implacable avance de la pandemia en Las Islas.