Hoy el director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, ha presentado este viernes de manera oficial en la reunión del comité de dirección un plan de evacuación de la población en caso de una eventual erupción en la isla de La Palma.

Como medida preventiva se ha incorporado a Tazacorte, junto a Fuencaliente, Mazo, El Paso y Los Llanos, como municipios que pudieran verse afectados por una erupción en la zona de Cumbre Vieja.

Anuncio oficial del presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, tras la reunión del comité de dirección del Pevolca, que mañana se volverá a reunir, al igual que el comité científico.

El Pevolca establece de manera oficial un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo: verde, amarillo, naranja y rojo.

En el amarillo, el que actualmente está en vigor, se intensifica la información a la población, las medidas de vigilancia y monitorización de la actividad volcánica y sísmica.

En este nivel se refuerza el seguimiento de la actividad para comunicar cualquier cambio significativo que se observe.

En semáforo amarillo se recomienda conocer la red de comunicaciones del entorno en el que reside para una posible evacuación y tener localizada alguna vivienda de familiares fuera de las zonas de riesgo.

Aconseja tener preparada una pequeña mochila o bolsa de viaje por si se determina la evacuación, con teléfono móvil con cargador, medicamentos personales y documentación de importancia.