Blanca Fernández Ochoa se fue a La Peñota -el parque natural madrileño donde fue encontrado su cadáver este miércoles- con grandes cantidades de medicamentos -que tenía recetados para tratar sus problema psicológicos- en la mochila, según han confirmado fuentes de la investigación a EL ESPAÑOL.

El cadáver de la medallista olímpica española fue hallado por un agente y su perro -fuera de servicio- apoyado sobre una roca situada a unos cinco kilómetros de donde dejó aparcado su vehículo.

Lea la información completa en elespañol.com.