José María García, uno de los periodistas deportivos más importantes en la historia de España, no ocultó si disgusto por la situación sufrida por Blanca Fernández Ochoa antes de su terrible fallecimiento.

Muy crítico, García desveló que Fernández Ochoa había acudido a pedir ayuda a las instituciones del deporte español, pero no le hicieron caso. “La semana que viene me voy a extender en consideraciones tremendamente negativas para los dirigentes del deporte español. Blanca no era una más, es la única deportista española con una medalla olímpica en esquí”.

Además, dijo que “nadie” sabe “lo que ha sufrido esta chica” indicando que nunca recibió ayuda: “No le ha ayudado nadie. Al contrario, le han puesto trabas en su camino los dirigentes. En los Juegos anteriores a ganar el bronce queda primera en la primera manga. Y entre manga y manga un altísimo dirigente del deporte español, que no doy su nombre porque ya no vive, le hace una presión terrible diciendo que no puede caerse, que debe sacar una medalla”.

Insistiendo en este argumento, José María García hizo hincapié en que Blanca “pidió trabajo hace meses a la Federación, su situación era terrible, pero nada”, criticando que, ahora, tras este dramático final, se le vaya a poner su nombre a un polideportivo: “Se va a hacer un recinto en Madrid con su nombre y seguimos igual que hace cien años, todo cuando se muere. ¿Por qué no lo disfrutan en vida?”.