La carta recibida por parte del banco CaixaBank a una clienta de 92 años ha despertado la indignación de su nieta y de todo aquel que ha encontrada con una captura de la misma en Twitter, donde muchos usuarios han descargado su frustración y enfado con los bancos por lo que denuncian es un ‘maltrato’ a los ancianos. Un malestar que viene de lejos y que no hace más que crecer con acciones como la reflejada por Marta Somerset (@martasdz) a través de su perfil.

“Esto es lo que @caixabank remite a mi abuela, una mujer de 92 años que, en plenas facultades, tiene que acudir a mí para que lo consulte con el móvil. Si no lo pudiese hacer, se quedaría sin saber las nuevas condiciones de su contrato, ¿les parece normal?”,

En la carta, que se puede ver adjunta al mensaje de texto, se informa a la clienta de que se han cambiado las condiciones generales de uno de sus servicios, concretamente el llamado CaixaBankNow, y que para poder consultar las nuevas ha de escanear un código QR impreso en esa misma carta o pinchando en un link que viene incluido.

Es decir, que esa anciana de 92 años, para poder conocer los cambios en las condiciones de un servicio que, en teoría, le presta el banco tiene dos opciones: teclear manualmente el enlace o escanear un código. Algo que, como se deduce del comentario de su nieta, no sabe hacer. Y, como ella, muchos coetáneos. De ahí el revuelo y las críticas que ha despertado este envío.