Un mes después del cese de la búsqueda del buque oceanográfico que trataba de encontrar los cuerpos de las pequeñas Anna y Olivia, el suceso que conmociono a toda España continúa muy presente en el corazón de las personas. Joaquín Amills, representante de la familia de las niñas Anna y Olivia, ha declarado este miércoles en el Programa del Verano que “Anna y el sujeto que terminó con la vida de ambas están en paradero desconocido; así estará hasta que ambos cumplan 110 años, el caso nunca va a estar cerrado…”.

Durante la entrevista Amills ha querido recordar la situación de incertidumbre que perseguirá a la madre de las pequeñas al no haber podido cerrar el caso. Según ha reconocido Amills “era necesario un reposo para Beatriz y poder sobrellevar esta situación tan brutal”.

El representante de la familia de Beatriz Zimmerman ha recordado que “no se ha encontrado su cuerpo, podemos estar convencidos de que Tomás acabó con su vida, pero realmente no puede dejar de ser una persona desaparecida al igual que la pequeña Anna si no se encuentra su cuerpo”.

Hace semanas la familia ya declaro que la madre de Anna y Olivia estaba tranquila tras el fin de la búsqueda, pese a la incertidumbre que deja no haber localizado los cuerpos.