Continúa la sismicidad en La Palma, que registra un seísmo en Villa de Mazo de magnitud 4,5 a una profundidad de 36 kilómetros.

Actualmente, la colada más próxima a la costa se halla a ​110-120 metros del cantil y, en caso de alcanzarlo, lo primero que será confinar los barrios de San Borondón, la Marina Alta, la Marina Baja y La Condesa, por si se produce «derrame de ácido clorhídrico y explosiones». Asimismo, es posible que se confine también la Villa de Tazacorte hasta que puedan asimilar que no hay problemas, agrega.

Ahora hay 353 personas alojadas: 336 están en el Hotel Princess de Fuencaliente y 17 en el Hotel del Valle de Aridane, en Los Llanos. «Probablemente partirán esta tarde para engrosar la lista del otro hotel», señala Morcuende.