Dispensador gel desinfectante

La prisión Brias 1 de San Esteban de Sasroviras, en Barcelona, ha decidido retirar una de las medidas de protección frente al coronavirus: el gel desinfectante para manos la limpieza de manos.

¿El motivo? Varios funcionarios pillaron a un grupo de internar mezclándolo con refresco de cola para preparase ‘cubatas’, según informa la SER.

Los dispensadores de gel se instalaron en la entrada de los módulos de la cárcel, así como en la zona de cabinas telefónicas, zonas comunes donde las internas pueden tener más contacto.

Estos geles desinfectantes, aunque no tengan altos contenidos de alcohol, pueden resultar muy tóxicos. Hasta el momento en este prisión no se han reportado asistencias médicas urgentes.