El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha descartado este lunes dar prioridad a los trenes del norte y sur de la isla ante el “follón de narices” que hay con los problemas de movilidad en las carreteras.

“Meter perras en un tren para dentro de 20 o 30 años, lo veré cuando esté en el hogar del pensionista”, ha comentado en un ‘Encuentro de Líderes’ organizado por la ‘Cadena Ser’ y el periódico ‘El Día’.

Martín no ha descartado aún la construcción de un carril BUS-VAO en la TF-5 —iniciativa del anterior equipo de gobierno–, pero cree que hay que sacar de la “gaveta” la conexión entre la TF-5 y la zona baja de La Laguna a través de Guamasa, pues es la mejor alternativa para superar la “franja más complicada” de la autopista.

CREE QUE NO HAY QUE “DEMONIZAR” AL COCHE

Pedro Martín sigue favoreciendo al Tranvía y ha puesto sobre la mesa también estudiar la ampliación del tranvía hasta el aeropuerto de Los Rodeos.

No obstante, ha comentado que esta apuesta se debe hacer “sin demonizar” al sector del automóvil, que genera mucho empleo en la isla y “está haciendo esfuerzos” por reducir las emisiones, admitiendo que no se puede exigir que se desarrollen los coches eléctricos o bajar su coste “si no hay una red de puntos de carga en la isla”. “Hay que apoyar al sector, que ha pasado meses malos”, ha apuntado.