La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana Perera, presentó este jueves en la capital grancanaria con el consejero del Cabildo de la isla y activista del Polisario, Carmelo Ramírez, de Nueva Canarias, una conferencia titulada “El Rif: entre el bloqueo del régimen marroquí y el silencio de la Comunidad Internacional”.

La presencia de este debate en ámbitos del partido morado no es nueva. Pero sí que un integrante del Gobierno de Canarias participe en un acto donde se defiende la desintegración de parte del norte de Marruecos. La medida ha generado estupor en el PSOE que no ha podido evitar paralizar la agenda de Santana. El acto se celebra este jueves en dependencias del Cabildo de Gran Canaria.

En enero pasado, el pleno del Parlamento de Canarias rechazó una propuesta de Podemos y Nueva Canarias para rechazar la represión que, según denunciaron, se produce en la región del Rif por parte de las autoridades de Marruecos, con detenciones, torturas, violaciones, condenas desproporcionadas y vulneración general de los derechos humanos.

En enero CC, PP, PSOE y ASG rechazaron apoyar la iniciativa al considerar, entre otros argumentos, que el Parlamento de Canarias no debe pronunciarse sobre asuntos propios de un estado de vecino que en todo caso corresponde tratar a instancias del Estado o internacionales, o resolverse a través del diálogo.

La tesis de Noemí Santana a principios de 2019 era denunciar la “ola de represión que se ha extendido por toda la región del Rif, con 410 personas afectadas. La diferencia es que Santana ahora es integrante del Gobierno de Canarias y tiene competencias relacionadas con asuntos que afectan a Marruecos.