El Partido Popular defendió, en la pasada sesión plenaria, la propuesta para reducir en un 100% la cuota de la tasa por apertura de establecimientos, sometiendo la vigencia de tal medida a un periodo de 3 años, en base a los numerosos informes emitidos por los organismos oficiales que manifiestan cuándo notarán los españoles la recuperación socioeconómica tras la crisis originada por el coronavirus COVID-19.

En este sentido, los populares de la ciudad turística lamentan que el grupo de gobierno haya aplicado, una vez más, su “rodillo político” y rechacen una iniciativa cuyo objetivo primordial pasa porque cueste cero euros abrir un negocio o emprender una actividad en Puerto de la Cruz.

Igualmente, el Partido Popular acusa a la concejal de Hacienda de “dejación de funciones”, tras haber demorado un mes y una semana la negociación respecto a dicha propuesta y después de ignorar la edil el contenido de la propuesta presentada.

Del mismo modo que los populares argumentan que la enmienda de sustitución presentada por el Gobierno (horas antes de la celebración del Pleno) viene precisamente a secundar lo no deseado por los mismos, esto es, demorar la eficacia de dicha pretensión hasta, aproximadamente, la segunda mitad del año 2022. Circunstancia que, según el Grupo Municipal Popular, hubiese sido perfectamente resulta con la aprobación de la moción defendida por los mismos, ya que la propia normativa de aplicación contempla un procedimiento rápido para la modificación de la respectiva ordenanza fiscal y su posterior entrada en vigor que, en circunstancias normales, podría ser de aplicación a comienzos del año que viene.

El presidente del Partido Popular de la ciudad turística, Ángel Montañés, manifiesta que “la deriva fiestera y caótica en la que se haya inmerso el Gobierno municipal sigue lastrando los intereses de los portuenses”. Asimismo, el también concejal portuense lamentó que con el rechazo de dicha propuesta se haya perdido una oportunidad única para convertir al municipio en un lugar atractivo para invertir y por ende, una medida adicional para reducir la elevada tasa de desempleo de la ciudad”.