Ser padres no es tarea fácil, no hay un manual para aprender a ser un buen padre o madre. Una de las dudas que suelen aparecer en los novatos en del mundo de la paternidad, es sobre la leche, el pediatra, pero sobre todo los pañales.

Existe una multitud de pañales en el mercado, muchos económicos, otras más costosos, algunos de buena calidad, pero no tan conocidos, otros que son mucho menos de lo que promete.

Hoy en España como en la Unión Europea, los pañales tienen un costo considerable, por ello es importante conocer el mejor antes de adquirir el producto. En dias anteriores se realizó una encuesta en Cataluña, donde afirma que los padres primerizos entre 23 y 32 años, no tienen idea que pañales comprar y mucho menos conocen de marcas.

Marcas de Pañales

Las marcas de pañales son numerosas y discutir cual es mejor o peor dependerá del criterio de cada persona. Por ejemplo, a muchas madres les encanta Pampers, pero muchas otras mencionan otras como Chelito como mejor en cuanto a su relación precio/beneficio.

Dentro del mercado español, además de las anteriores, también existen Eco By Naty, Pingo, Bambino Mio, entre otras. Todas estas tienen un público detractor como publico amante, sólo pueden tener en común dos cosas: La primera es que su relación precio/beneficio es significativa para un gran porcentaje de padres dentro de la península y la segunda es que su calidad prevalece sobre muchas otras, de lo contrario no estarían entre las más conocidas.

Información extraída de la página web dedicada a productos para bebés: mundopañal.com

Pañales de Tela ¿Son Económicos?

Los pañales de tela, así como otros tipos de pañales reusables, tienen la firme creencia popular de ser más económicos, pero muy recientemente en Bordeaux, una ciudad francesa, se realizó una pequeña encuesta a las madres locales que habían adquirido este tipo de pañales en el último año y muchas coincidieron que los gastos en materiales de limpieza y la eficacia reducida del pañal, no eran significativos para adquirir uno de ellos y por lo tanto preferían los desechables.

Por ello siempre es necesario conocer la opinión del consumidor, antes de seguir una opinión cultural.

Cada pañal comprado debe hacerse con conciencia y en el caso de las madres primerizas, la única manera de conocer la mejor marca es probando hasta conseguir la que mejor se ajuste a cada quien.