Steven Weber Jr., un joven estadounidense, ha muerto ahogado mientras le proponía matrimonio a su novia, Kenesha Antoine, bajo el agua durante las vacaciones que ambos se encontraban disfrutando en Tanzania.

La escena es sumamente dura. Steven decidió dar una sorpresa a su novia en la habitación subacuática del hotel en el que se encontraban. De este modo, apareció sumergido para que su novia pudiera verlo desde el interior de la habitación, mostrándole un cartel en el que le pedía si quería casarse con él.

En un momento determinado, el hombre desapareció, pero nunca pudo salir a la superficie. Falleció en el mar, mientras Kenesha, en redes sociales, ha contado la historia como último consuelo que le queda, además de mostrar el vídeo en el que el hombre había pedido que se casara con él.