La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 29 años de edad, con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de amenazas cometido en la sala de urgencias de un hospital de La Laguna. El detenido, portando un martillo, amenazó a los pacientes y al personal sanitario, sembrando el pánico y la confusión en la sala de espera.

El detenido, martillo en mano, entró en la sala de espera y levantándolo, en clara alusión a golpear con este objeto, amenazó a los pacientes y al personal sanitario.

Las personas que se encontraban en el lugar, presas de una gran confusión y temor, fueron retiradas rápidamente por el personal sanitario a otros departamentos para garantizar su seguridad, mientras acudían los agentes de la Policía Nacional, que ya habían sido requeridos telefónicamente.

Una vez personados en el lugar los policías nacionales, tras entrevistarse con el personal de seguridad del hospital, hallaron a esta persona y procedieron a reducirla, para garantizar tanto su seguridad como la del resto de los actuantes.

Después de ser reducido, los policías le detuvieron y, tras ser reconocido por el médico en ese mismo hospital, fue trasladado a las dependencias policiales en calidad de detenido.

Gracias a la actuación de los trabajadores del centro hospitalario, y a la rápida intervención policial, no hubo que lamentar daños de carácter personal.

El detenido, en unión del atestado realizado por la Policía Nacional, fue puesto a disposición judicial.