Se ha registrado un nuevo terremoto de magnitud 4,5 en la zona de Fuencaliente a las 23:57 de la pasada noche (hora canaria) a una gran profundidad, de 37 kilómetros, según ha informado el Instituto Geográfico Nacional. Se trata de la máxima magnitud de los enjambres sísmicos que se registran desde el comienzo de la actividad volcánica el pasado 19 de septiembre.

Tras el seísmo de magnitud 4,5 registrado en la zona de Fuencaliente a las 23:57 hora canaria, se han localizado más de una veintena de terremotos en esta zona y en Villa de Mazo, de acuerdo con los datos publicados por el Instituto Geográfico Nacional. El más fuerte, de magnitud 4,1 en Villa de Mazo, también se ha localizado en el enjambre sísmico que está a una gran profundidad, de más de 30 kilómetros, a las 1:40 hora canaria.

Las coladas que presentan mayor carga de energía y aporte de lava son las de las proximidades de La Laguna que en estos momentos avanzan hacia el oeste y el noroeste. La que se encuentra al suroeste de la montaña de La Laguna está a apenas 200 metros de la costa y si llegara al mar se adoptarían nuevas medidas de protección a la población en los núcleos costeros de Tazacorte por posibles explosiones y emanación de gases nocivos, según recoge el Departamento de Seguridad Nacional en su informe que recoge datos del Gobierno de Canarias, del Instituto Geográfico Nacional y el Cabildo de La Palma.