Hace unos días una fotógrafa profesional especializada en reportajes de bodas, cansada de que otras personas estropeen su trabajo, ha recurrido a las redes sociales para instar a la gente a que deje de ver los eventos a los que asiste a través de la pantalla de sus teléfonos móviles.

Hace poco Hannah Mbalenhle Stanley, de Fort Worth (Texas, EE.UU.) fue contratada para fotografiar un enlace y todo iba bien, hasta que una de las invitadas a la boda arruinó con su móvil una de las mejores escenas de la ceremonia. Cuando la novia entraba a la iglesia en compañía de su padre, una chica extendió sus brazos para inmortalizar el momento con su ‘smartphone’, tapándole la visión a Hannah.

En una publicación hecha la semana pasada en su cuenta de Facebook, la fotógrafa profesional criticó la acción de la joven. “No solo arruinaste mi foto, sino que le quitaste ese momento al novio, al padre de la novia y a la novia. ¿Qué planeas hacer exactamente con esa foto? Honestamente. ¿Vas a imprimirla? ¿Guardarla? ¿Mirarla todos los días? No, no lo harás”, escribió Mbalenhle Stanley.

To the girl with the iPhone…Not only did you ruin my shot, but you took this moment away from the groom, father of…

Publicada por Hannah Mbalenhle Stanley en Jueves, 11 de julio de 2019

Asimismo, ella exhortó a las personas invitadas a casamientos a apagar sus dispositivos móviles y disfrutar de la ceremonia. “Ustedes son importantes para los novios, de lo contrario, no asistirían a la boda. Así que, por favor, déjenme hacer mi trabajo, y solo siéntense, relájense y disfruten de ese momento único en la vida”, agregó.

Al menos 168.000 personas reaccionaron a la publicación de Hannah, muchas de las cuales le manifestaron su apoyo. Una usuaria lamentó que en la actualidad se observan escenas similares con mucha frecuencia en diferentes eventos, donde la gente no puede apreciar en plenitud un acontecimiento porque otros individuos “groseros”, en un intento por grabar el momento, obstruyen la visión de los demás.