Descansos de 30 minutos para ‘autocomplacerse’ pues es una buena medida para “aliviar tensiones”. Es la medida aprobada por parte de una empresa española, Lusts Films, en tiempos de pandemia.

Erika Lust, su directora, cree que concediendo 30 minutos para que se concentren en el placer personal ayudará a sus 36 empleados a sentirse “menos agitados”.

Lust, pionera en la producción de pornografía feminista, ha desvelado que ha habilitado un espacio para sus empleados. “Un descanso de la masturbación en el trabajo puede resultar en una mayor concentración de sus empleados, menos agresión, más productividad y un mejor trabajo en equipo”.