Fuentes cercanas a los propietarios de los podencos canarios han informado al digital «Club de Caza» que los perros «están con quienes deben estar». No quieren aportar más información al respecto, no quieren aparecer en ninguna noticia de ningún medio, pero nos aseguran que nada de lo que se ha dicho en distintos medios de comunicación es cierto sobre estos animales.

Según esta fuente cercana a los propietarios de los animales, los perros no estaban abandonados a su suerte. Simplemente salieron huyendo en el momento de la erupción del volcán. La redacción de este medio asegura que los cazadores que los han cuidado siempre se encontraban cazando en los montes de La Palma. Y tras esto, los dueños tuvieron opción de subir a rescatarlos ya que sus propietarios llevaban días planificando su rescate. En silencio.

En la información filtrada se asegura que los perros fueron rescatados el pasado domingo por la noche. Si esto resulta cierto, supondría que nos han tenido engañados durante 4 días, sabiendo que los perros no estaban en el lugar que afirmaba todo el mundo.