El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, regresa esta semana a la capital grancanaria para participar en un encuentro con afiliados y simpatizantes. El lugar del mitin por la campaña del 10N es la terraza Tao. Cuando Smith vino a Las Palmas en abril el espacio se llamaba días antes «Mariquitao»

En Twitter, Gregorio Viera, del PSOE de Gran Canaria, afirmó en abril pasado que «no todo vale, decepción con TAO, un puñado de euros no merecen soliviantar un espacio seguro, de convivencia, un espacio de referencia LGTB. Si se venden estamos vendidos». En abril el colectivo LGTB Gamá criticó que «MariquiTao va de FachiTao? Un espacio seguro, nos decían en carnaval, y ahora dan voz al odio».

De otro, en verano, Vox no firmó la declaración a favor de Canarias en el Senado por los incendios que ha sufrido Gran Canaria «porque su contenido estaba siendo utilizado para justificar postulados ideológicos progres y para blanquear las responsabilidades de mala gestión por parte de la administración de la comunidad autónoma y del Estado».

«Frente a estas demandas de VOX, el PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos se muestran más preocupados por el incendio en el Amazonas y por derribar al presidente brasileño, Bolsonaro, que por hacer un trabajo de autocrítica sobre lo ocurrido en Canarias», decía el partido derechista.