Mató a su expareja en Santa Úrsula y la arrojó a una fosa séptica

El asesinato se pudo producir el fin de semana en esta casa de la calle Las Tuurcas, en La Corujera, municipio de Santa Úrsula. / SERGIO MÉNDEZ

Ni siquiera estar en el sistema VioGén (seguimiento y protección de las víctimas de violencia de género) le bastó a una mujer de 43 años para convertirse este lunes, en La Corujera (Santa Úrsula), en una nueva víctima de violencia machista. La 24 en España, la segunda en Canarias y la primera en Tenerife en lo que va de año. La última mujer muerta en la Isla por violencia machista ocurrió en noviembre en San Isidro, cuando la joven Sara fue asesinada con una cuchillada en el cuello por su exnovio colombiano.

La expareja de la víctima, de 44 años, conocido jugador de billar, que atiende a las iniciales J.M.Q.T. tenía una orden de alejamiento por denuncia de malos tratos, la última del 30 de mayo, cuando fue denunciado por su entonces pareja, tras romper en ese momento, en pleno período de estado de alarma, la relación.

Desde entonces, la víctima estaba inmersa en el sistema VioGén que controla sus movimientos y que tiene un calendario de contacto con un Guardia Civil estando prevista que la siguiente cita fuera el día 29. Pero fue la denuncia de un vecino de la calle Las Turcas, en el barrio de La Corujera, la que alertó a la Guardia Civil de La Victoria de que llevaba tiempo sin ver a la mujer, sin que contestara a sus llamadas el fin de semana, aunque otras versiones apuntan a la hija de la víctima como la autora de la llamada a la Policía Local para denunciar la desaparición de su madre, que presuntamente pudo haber sido asesinada el fin de semana.

Así, agentes de la Guardia Civil se personaron en el domicilio de J.M.Q.T, y procedieron a interrogarle, sin que inicialmente se prestara a colaborar, aunque finalmente, sobre el mediodía, terminó confesando que había acabado con la vida de su expareja y que su cuerpo lo había arrojado a una fosa séptica cercana al domicilio de la víctima, a donde fue trasladado por los agentes, mientras estos acordonaban la calle Las Turcas, ante la expectación e indignación del vecindario, que tenía una muy buena relación con la mujer, que trabajaba cuidando a un anciano en La Quina, también en el municipio de Santa Úrsula. Inmediatamente después quedó detenido como autor de un presunto delito de homicidio y está previsto que en 48 horas pase a disposición judicial.

El hecho se conoció esta tarde, cuando la Delegación del Gobierno en su cuenta de Twitter sobre la Violencia de Género indicó que se estaban recabando datos por el presunto asesinato de una mujer en Tenerife y que la Guardia Civil estaba investigando unos indicios de un posible hecho delictivo sin precisar ningún dato al respecto. Durante la tarde tampoco se ofreció información oficial al respecto, más allá de la confirmación de la detención de la expareja de la mujer asesinada.

Minuto de silencio

El Ayuntamiento de Santa Úrsula ha convocado para este martes un minuto de silencio en recuerdo de la víctima, que se ha convertido en la víctima número 24 de las mujeres asesinadas por violencia machista en España durante este año y la 1.057 desde 2003, según datos de la Delegación del Gobierno contra la Violencia Machista.

Es posible, asímismo, que a ese minuto se silencio, se sumen al mediodía otros ayuntamientos, así como el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, en señal de repulsa por una lacra que no cesa en lo que llevamos de siglo.