Largas colas en Santa Cruz de Tenerife para recibir un plato de comida

Son las cuatro de la mañana. A la luz de las farolas algunas personas ya hacen cola para recibir alimentos. Están en García Escámez. Allí saben que la ONG que preside África Fuentes entrega comida, tanto a los que deriva servicios sociales, como a los que deriva la pandemia de forma directa. A las diez de la mañana la cola ya llega hasta la plaza. Ayer fueron más de 700 las personas que se fueron con algo de comida a casa.

“En las últimas semanas se ha incrementado muchísimo el número de personas que vienen a pedir comida. No damos abasto para ayudar a tanta gente. Reconozco que en todos los años que tengo, ni cuando la guerra, vi tanta necesidad”, explicaba a DIARIO DE AVISOS África Fuentes, que, una vez más, quiso llamar la atención sobre toda esa gente que llega pidiendo ayuda, para que nadie se olvide del drama que miles de familias están viviendo.

“Tenemos gente que viene de madrugada a hacer cola, sin trabajo, muchas sin casa, y lo que vemos semana tras semana es que esto va a peor”, explicaba África Fuentes. Aunque son los viernes el día de reparto oficial, la Asociación de García Escámez atiende durante toda la semana.

“Ayer (por el jueves) vino casi tanta gente como hoy, la verdad es que estoy asombrada, y te diría que hasta asustada de la miseria que esta crisis está dejando”. También los migrantes que están saliendo de campamentos como Las Raíces o Las Canteras, se han acercado hasta el barrio en busca de alimentos. “Claro que han venido y les hemos dado lo que hemos podido”, confirmó África.

Lo que más llama la atención a esta mujer de 83 años es la procedencia de la gente que acude a la ONG. “Están viniendo muchas personas desde muy lejos, de todas partes de la Isla”. Confirma Fuentes que algunas de esas son las que hacen cola desde temprano para poder volver a su casa antes del almuerzo.

La asociación atiende a las personas que envían los servicios sociales de Santa Cruz pero también a quién no tiene esa derivación. “Yo doy alimentos por mi cuenta y riesgo a quién lo necesite. Los fondos que llegan de Europa van para las personas que tienen la derivación porque es un procedimiento reglado que hay que seguir, pero las donaciones que nos llegan de forma privada las repartimos entre todos los que las necesitan”, detalló África Fuentes.

La presidenta provechó para agradecer a todas las empresas que colaboran con la ONG donando palés de huevos, de leche, fruta fresca, pero también pescado congelado, yogures o pizzas. “Todo es bienvenido”, dice África. Jesumán, Alcampo o Mercadona, son algunas de las grandes empresas que colaboran con la ONG, pero también muchos vecinos anónimos que aportan su granito de arena.

Recogida de alimentos García Escámez (Fran Pallero).

Mientras habla con DIARIO DE AVISOS, el ritmo de los voluntarios en torno África Fuentes es frenético. A la vez que una parte llena bolsas con yogures, leche, algo de grano o huevos, el resto atiende a las personas que llegan y les entregan las bolsas. África interrumpe la conversación para recordarle a uno de sus colaboradores que la han llamado de una fábrica de polvorones, que tienen un palé de productos para ellos, y que hay que ir a buscarlos. Otro voluntario le recuerda que están esperando el camión de naranjas que llega del Banco de Alimentos. Son ya las doce y media de la mañana y la ONG da por terminado el reparto, que no el trabajo.

África retoma la conversación. “Me parte el alma ver a gente joven, que llega con niños pidiendo algo para comer, yo ante eso no puedo mirar para otra parte”, justifica esta mujer que insiste en dar las gracias a cuántos la ayudan, porque, “sin ellos no sé lo que haríamos”.

Cuando se le pregunta si recibe ayuda suficiente de las administraciones, la respuesta es muy clarificadora: “pero si ellos también están en crisis. Están tan desbordados como nosotros”. Asegura que con el Ayuntamiento y el Cabildo solo puede tener palabras de agradecimiento. “Gracias a ellos tenemos la nave frigorífica grande, que cuesta muchísimo y que nosotros no podíamos afrontar”. También cuenta que la próxima semana, el Ayuntamiento comenzará a hacerles llegar fruta y verdura fresca para su reparto.

Desde el área de Atención Social de Santa Cruz, su responsable, Rosario González, admite que la demanda de alimentos se ha incrementado en la capital en lo que va de año, aunque matiza que “es un incremento que se ha dado en toda la Isla, donde la proporción en la que ha crecido es más significativa si cabe que lo que lo ha hecho en Santa Cruz”.

Según la concejala, de momento, no hay previsión de aumentar la cantidad presupuestada por este incremento. “Nosotros ya hemos contemplado la subida que se iba a producir en esta demanda, y por eso presupuestamos un millón de euros más en lo que son prestaciones de ayudas básicas. Para saber si necesitamos modificar el presupuesto dependemos de lo que pase en otras instancias, lo que pueda pasar con los ERTES por ejemplo, si no se prorrogan tendremos a mucha gente que se va a ver en la necesidad de acudir a los servicios sociales. Si a lo largo del año necesitamos incrementar la partida lo haremos”.