La reactivación de Cumbre Vieja mata a muchos animales en la zona de exclusión

La reactivación del volcán de La Palma que comenzó en la mañana de ayer domingo con fuertes explosiones, lanzamiento de bombas volcánicas y una nube de ceniza de más de 4.000 metros de altitud ha tenido consecuencias en la vida de la zona más cercana a la erupción. Tanto es así, que este lunes se ha reportado la presencia de animales muertos a consecuencia de los gases tóxicos del volcán.

En concreto, en imágenes difundidas durante los últimos minutos puede verse lo que parece un hurón asilvestrado que no ha podido resistir a los gases del volcán, así como pequeños pájaros y también otras aves de gran tamaño muertos en la zona sur del volcán.

Cabe recordar que a consecuencia de la reactivación del volcán de La Palma sobre las 12:00 horas del domingo, que la Agencia Estatal de Meteorología calificó de “sobrecogedora” y “repentina”, la calidad del aire en el Valle de Aridane ha sidoextremadamente desfavorable durante la mañana de este lunes. Esto ha obligado a confinar a más de 30.000 personas en La Palma, aunque en los últimos minutos se ha levantado dicho confinamiento.

El confinamiento se había activado sobre las 08.00 horas de hoy cuando se comprobó la superación del nivel de 750 microgramos/m3 horario de dióxido de azufre en la estación de El Paso, registrándose valores de 1.522 microgramos/m3, siendo entonces el índice de calidad del aire ‘extremadamente desfavorable’.

El volcán de La Palma cumplía ayer 85 días en activo convirtiéndose así en la erupción de mayor duración de la que se tiene constancia en dicha Isla. Además, esa fecha llegaba tras varios días en los que el volcán comenzaba a mostrar “signos de agotamiento” pero que, sin duda, no podían llevar a afirmar que el fin de la erupción estuviese cerca, tal y como han repetido los expertos científicos que siguen de cerca la erupción.