Registrado un terremoto de 5’2 grados de magnitud en aguas cercanas a las Azores

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha registrado un terremoto de 5’2 grados de magnitud localicado a 57 kilómetros de profundidad en el Cabo de San Vicente, cerca de las Islas Azores, que ha tenido lugar a las 15:06 en horario de Canarias, sin que haya constancia de que haya producido algún daño personal o material en tierra firme.

Las Azores son de origen volcánico y se encuentran situadas entre los límites de las placas tectónicas euroasiática y africana, lo que les hace ser muy activas tanto en lo que se refiere a erupciones volcánicas como a los terremotos.

El último seísmo de gran magnitud en este archipiélago se produjo el 1 de enero de 1980. Ese día un terremoto de 7’2 grados sacudió las islas de Terceira, Graciosa y São Jorge derribando más de 15.000 edificios y matando a 73 personas, aunque en siglos anteriores ya se habían producido otros que acabaron con la vida de cientos de personas.

Pero el gran terremoto en la misma zona donde se produjo el de hoy tuvo lugar el día 1 de noviembre de 1755 cuando un violento movimiento de entre 8’5 y 9’5 grados en el mar a unos 300 kilómetros de la costa portuguesa causó la muerte de más de 60.000 personas, aunque otras fuentes sitúan el número de víctimas mortales en más de 100.000, la mayoría fallecidos por los escombros de los edificios que les cayeron encima, por los incendios que se desataron por toda la ciudad y, sobre todo, por los gigantescos tsunamis que se formaron, alguno de hasta 20 metros de altura. Se da la circunstancia que este terremoto y sus olas gigantes mataron en la costa andaluza a más de 5.000 personas, y la de Marruecos a unas de 10.000.

En la época en que se produjo este potente terremoto lo había sismógrafos para medir la magnitud, pero por los daños causados se calcula que pudo incluso llegar hasta los 9’5 grados.