Una mujer asesina a su esposo, le corta los genitales y los pone a cocinar en una olla

Una mujer de 46 años ha matado a su marido, le ha cortado los genitales y los ha cocinado en su domicilio familiar de Zrenjanin (Serbia). Teresa Peric cometió el crimen delante de su hija pequeña, que vio cómo su madre drogaba a su padre, lo apuñalaba de manera despiadada y le cortaba sus partes íntimas con una motosierra.

Sin embargo, la mujer fue detenida por los agentes de la policía, que la encontraron cocinando los genitales de la víctima en una olla. Fue la pequeña, que salió en busca de su hermana mayor, la que avisó a las autoridades. Momentos antes, le había preguntado qué hacía, a lo que ella les contestó: «Callad, voy a cocinarlo y a tirarlo por ahí».

Otros intentos

Al parecer, el matrimonio mantenía una turbulenta relación llena de peleas y discusiones. De hecho, la víctima tenía una orden de alejamiento hacia la mujer, aunque la incumplía constantemente. Es por eso que Teresa había intentado matarle en otras ocasiones, una de ellas prendiendo fuego a la cama donde dormía. 

«No sé cuándo lo mataré, pero estoy segura de que voy a hacerlo«, le confesó a su hija en más de una ocasión. Es por ello que los servicios sociales del municipio ya estaban al corriente de la situación de esta familia, con una preocupación especial en las menores, que quedarán bajo su tutela hasta que la justicia tome una decisión. 

Los hijos, horrorizados

Por su parte, la mujer ha sidoingresada en un centro psiquiátrico de manera preventiva a la espera de poder tomarle declaración. La decisión que tendrá que tomar ahora la justicia es si la mujer estaba en sus cabales a la hora de cometer el crimen o fue fruto de la enajenación mental.

La prensa local ha recogido la versión de Damir, hijo de la pareja y testigo de lo ocurrido. «Mi hermana pequeña Dunja vio la masacre, me llamó por teléfono y me dijo que fuera donde vive mi madre. Ella se quedó en el recibidor muy asustada y entonces escuchamos el ruido de la motosierra hasta que se apagó. En los fogones había una olla en la que se estaban cocinando partes cortadas del cuerpo«.