Descubren cuatro raros objetos en el espacio “diferentes a todo lo conocido”

Antena de la matriz ASKAP usada para la detección (CSIRO / Wikimedia Commons).

Poco a poco, los especialistas en revisar qué ocurre en el espacio exterior como los astrónomos van visualizando fenómenos usualmente sin explicación que desconciertan incluso a las mentes más pensantes. En España ya hemos visto algunas provenientes de miles de años luz de distancia. Ahora, estos astrónomos han descubierto hasta cuatro nuevos objetos que son únicos en su composición.

Según el paper titulado: Unexpected Circular Radio Objets at High Galactic Latitudelos astrónomos han descubierto 4 fenómenos denominados círculos de radio u ORC (Odd Radio Circle) ya que tienen una forma parecida a un anillo con un aspecto brillante a lo largo de sus bordes. No se parecen a nada que los astrónomos hayan podido ver antes y no se sabe exactamente cuán lejos están estos ORC de nosotros.

Todos estos objetos se han encontrado, según detalla LiveScience, lejos del plano galáctico de la Vía Láctea. De hecho, se estima que estos ORC podrían estar, como mínimo, vinculados o estrechamente cerca de galaxias lejanas a la nuestra, por lo que hablamos de distancias muy considerables.

Anillos de radio brillantes

Estos cuatro ORC son muy brillantes en lo que a longitudes de ondas de radio se refiere, pero son completamente invisibles referentes a la luz visible, a los rayos X y a los rayos infrarrojos. Dos de ellos tienen galaxias en su centro que se pueden vislumbrar en longitudes de onda visibles, por lo que se estima que dos de estos podrían estar formados por sus respectivas galaxias. Los otros dos parecen estar muy juntos, indicativo de que podrían haberse originado a la vez.

Todo ocurrió mientras los astrónomos responsables del paper estaban revisando el cielo nocturno con frecuencias de radio como parte de una encuesta para un proyecto llamado Evolutionary Map of the Universe o EMU. Usaron la matriz de radiotelescopio ASKAP o Pathfinder de matriz de kilómetros cuadrados de Australia, en el Observatorio de Radioastronomía de Murchinson.

Una galaxia enana.

Esta matriz hace uso de hasta 36 antenas distintas para observar el cielo en una vista de gran angular. En un principio encontraron 3 de los objetos, y el cuarto se encontró en datos de archivo recopilados por el radiotelescopio MetreWave en la India. Esperan que, con estos datos, puedan revelar objetos similares. El paper se ha enviado a la revista Nature Astronomy para su revisión.

Lo más llamativo es que los astrónomos no saben exactamente qué son estos objetos ni su naturaleza. De hecho, han dado varias explicaciones, pero ninguna se ajusta completamente a estos ORC. La teoría más aceptada es que estos objetos podrían ser ondas de choque sobrantes de algún evento extragaláxctico, aunque no lo saben con exactitud, apuntando a que este podría ser un fenómeno completamente nuevo.

Según detalla a LiveScience Kristine Spekkens, astrónoma del Royal Military College de Canadá y la Universidad de Queens, estos objetos podrían apuntar «a un nuevo fenómeno que aún no hemos investigado […] También puede ser que se trate de una extensión de una clase de objetos ya conocida que no hemos podido explorar».