El tremendo enfado de un médico con los pacientes que faltan a su cita sin avisar

De un tiempo a esta parte, las redes sociales están sirviendo también para quelos médicos y el personal sanitario se queje de los pacientes. Se ha puesto de moda, por ejemplo, criticar que una persona acuda a urgencias por un tema menor ―del que, evidentemente, no sabe la gravedad― y también protestar cuando no aparecen por consulta cumpliendo con su cita sin avisar. Sin embargo, los tuiteros no suelen quedarse callados y les recuerdan a los profesionales sanitarios las peculiaridades de estar al otro lado, como ha ocurrido estos días.

Teniendo en cuenta que después de la pandemia en España se acumula un 40% más de carga asistencial que antes de la Covid-19, dibujando un escenario para el paciente de la sanidad pública en el que sufren grandes dificultades para conseguir una cita telefónica o presencial. Es habitual esperar hasta tres meses por una prueba diagnóstica y hay médicos en Atención Primaria que están viendo a una media de unos 40 pacientes diarios. Se cifran en unos 7.000 médicos de familia y pedriatras los que faltarían para ocupar las plazas necesarias.

Además, el Ministerio de Sanidad reconoce que se esperan unos 75 días de media para una consulta externa y que cerca de 700.000 personas están esperando alguna cirugía: la gente espera unos 121 días para ser operada en nuestro país. Con estos números, es habitual que las personas que se lo pueden permitir acudan a clínicas privadas donde les atienden más rápidamente e incluso podría entenderse que haya a quien se le olvide el día de la cita dada con tanta antelación; sin embargo, algunos médicos no empatizan con ello.

«Responsabilidad individual»

Si el pasado mes de marzo se volvía a hacer viral el cartel de una sala de espera en México donde se podía leer que «ayer faltaron a la consulta 11 personas, si hubieran anulado la cita usted podría haber sido atendido antes. La sanidad es responsabilidad de todos», ahora ha ocurrido lo mismo con la bronca que ha plasmado en Twitter el neuropediatra Fernando Martín, que ejerce en el hospital público Severo Ochoa de Madridy también en Vithas Madrid La Milagrosa: «Hoy, una vez más, no ha acudido a consulta ninguno de los pacientes nuevos citados. Luego nos quejamos de las listas de espera, pero saldrán los que culpan a las telefonistas porque la responsabilidad individual no va con ellos. Así nos va», ha escrito.

El tuit de Martín ha superado el millar de reacciones en la red social y ha habido muchos tuiteros que le han dado la razón, lamentando que la gente no haya cancelado la cita, pero han sido muchos más los que le han pedido una reflexión antes de señalar de nuevo a los pacientes como culpables:

El médico, por su parte, ha defendido que para dar las citas se llama a los pacientes y se acuerda con ellos el día en función de la disposición, además de recibir un mensaje de texto 48 horas antes: «Pero vamos, excusas hay a montones», ha concluido.