Rusia dispara un misil pero gira como un boomerang y cae en una zona residencial

Al estar sumergidos en la era de la información, la guerra entre Rusia y Ucrania se ha vuelto un conflicto también mediáticoNo son pocos los vídeos en los que se puede observar armamento militar en todo su esplendor, y poco a poco se van haciendo más virales en España. Ahora ha aparecido un dramático vídeo en el que un misil tierra-aire ruso se dispara contra sí mismo.

[El impactante vídeo de un dron suicida ucraniano sobre un tanque ruso]

En el vídeo, publicado en Twitter y que se ha hecho rápidamente viral, se puede ver a una unidad rusa militar lanzando un misil SAM tierra-aire. Un fallo en el misil provoca que, justo después de despegar, gire en el aire y parezca estrellarse contra los mismos soldados que lo lanzaron instantes antes.

Fue filmado al amanecer del viernes pasado en el oblast de Luhansk, que está ocupada bajo las fuerzas separatistas prorrusas. Su objetivo era interceptar un avión o un dron ucraniano que se aproximaba a su posición, pero las cosas no salieron como esperaban.

Un terrible fallo

El metraje en cuestión, de 27 segundos, es extremadamente gráfico. El misil se lanza de forma correcta en un principio, y de hecho parece que va a seguir su objetivo de forma completamente normal. No obstante, a los pocos segundos, un fallo provoca que el misil vuelva literalmente al lugar desde dónde se lanzó.

Evidentemente, el misil explota e impacta directamente contra la zona de Luhansk. No se sabe específicamente si los operarios que lanzaron el misil resultaron heridos, pero sí que se puede observar cómo el misil cae sobre una posición muy cercana. Eso provoca un pequeño caos en la ciudad, haciendo saltar las alarmas de los coches. La explosión deja en el aire una serie de destellos brillantes en el lugar del accidente.

Medios locales afirmaron que se produjo un incendio en la misma zona, que además estaba cerca de edificios residenciales. No se sabe exactamente qué ocurrió, pero sí se estima que la culpa recaería en los sistemas de defensa antiaérea de Rusia, que podrían haber interferido con los sistemas del misil, provocando su vuelta. Por ahora, no ha transcendido ninguna cifra de muertos ni de heridos.

No es la primera vez que se puede ver un fallo de este calibre desde que empezó este conflicto en febrero. Uno de los más sonados hace referencia a un fallo de diseño de los tanques usados por el ejército ruso, que provoca que un simple impacto en el lugar adecuado haga saltar por los aires sus torretas.