Nueva tragedia en un festival: muere una joven en una fiesta de música electrónica

Una joven de 32 años de nacionalidad suiza ha fallecido en una fiesta ilegal de música electrónica conocida como ‘rave’ celebrada en el término muncipal de Salce, en la provincia de Zamora, en la que se han concentrado más de 2.000 personas. 

Según ha informado la Guardia Civil, la joven «aparentemente no presenta signos de violencia» y se ha activado la comisión judicial y se realizará la pertinente autopsia para determinar las causas de su fallecimiento.

La joven estaba con un amigo en el festival convocado a través de redes sociales, que ya desde el pasado viernes vigilaba por tierra y aire la Guardia Civil, ante la gran concentración de personas y vehículos no comunicada a la Subdelegación del Gobierno.

El alcalde de Salce, Rubén Gómez, quiso mandar un mensaje de tranquilidad el viernes al indicar que la concentración se encuentra “relativamente lejos” del pueblo y confiaba en que no repercutiera negativamente en la zona, aunque apuntó que “hay que estar pendientes por las fechas en las que estamos y los incendios”.

“Está alejada del pueblo, a unos tres kilómetros por carretera, hacia el embalse. Al haber bajado tanto el embalse, está en la parte de arena, que es zona de la Confederación Hidrográfica”, expuso. “La gente estaba un tanto alarmada por la acumulación de vehículos pero confío en que no haya problemas. En cualquier caso, las patrullas de la Guardia Civil parecen tenerlo todo controlado”, concluyó.

Por su parte, el subdelegado accidental del Gobierno en Zamora, Dionisio Ferrero, explicaba también el viernes que “se trata de una convocatoria realizada a través de redes sociales y que no ha sido comunicada a la Subdelegación. Desde ayer, la Guardia Civil sigue la concentración de cerca, con una cantidad suficiente de efectivos para evitar, lógicamente, que se produzcan incidentes y daños al patrimonio natural, dadas las fechas en las que estamos”. Ferrero ya se puso en contacto con el alcalde del municipio para que transmitiera “tranquilidad a los vecinos y visitantes, ya que la Benemérita velará por el cumplimiento de la Ley para que esta concentración termine sin incidentes”, como así manifestó antes de la tragedia que ha teñido de luto la localidad de Salce.