Un grupo de jóvenes sufre un golpe de calor en la guagua y el chófer decide no parar

Venían del Arenal Sound, el festival que se celebra en la playa El Arenal, en la localidad de Burriana (Castellón). Su destino era Alicante, por lo que aún les quedaba más de 2 horas y media pero, para sorpresa de los pasajeros, en su mayoría jóvenes, no había aire acondicionado

[La denuncia viral de un padre con su hijo a 38 grados en la escuela infantil: «Es demencial»]

Con las temperaturas extremas que se están registrando y con el autocar lleno, no tardaron en alcanzar los 40 grados, aseguran varias de ellas en un vídeo publicado en Tik Tok que se ha hecho viral en otras redes sociales. Mientras se suceden las imágenes de varias pasajeras empapadas en sudor las cuales tratan de abanicarse a toda costa, el vídeo explica que la gente no puede respirar bien «y empieza a marearse». 

Cuentan que querían bajarse de aquel autobús y que así se lo reclamaron al conductor, sin éxito. No fue hasta media hora después, cuando les divisó una patrulla en la carretera, a la cual avisaron: «Nos pusimos a golpear y gritar socorro», cuando pudieron bajar.

«La gente empezó a sufrir golpes de calor, mareos, ansiedad«, relatan mientras se ve a varias jóvenes tiradas en el suelo, siendo atendidas por otras. La gravedad fue tal que tuvieron que llamar a varias ambulancias, como también se ve en la publicación.  

Al final, les tuvieron que reubicar en varios autobuses de la misma compañía «que tenían espacio de sobra», por lo que no entienden por qué no lo hicieron desde el principio, cuando ya se sabía que no había aire acondicionado. 

Le restan importancia

Si bien este medio ha tratado sin éxito de contactar con la empresa de autobuses Agostense para conocer su versión, fuentes de la empresa alicantina sí que han hablado con Radio Alicante Cadena Ser. 

A la emisora le han restado importancia a lo sucedido «y aseguran que se trató de una cuestión puntual de ‘apenas 5 minutos'». Preguntados por qué el conductor decidió emprender el viaje sin contar con aire acondicionado en el autobús, optan por no dar una explicación y, a su vez, rechazan tomar medidas contra él por la situación creada. 

Piden una investigación

Por su parte, FACUA-Consumidores en Acción ha pedido a la Generalitat Valenciana que abra una investigación y valore la apertura de un expediente sancionador a autocares Agostense.

A su vez, esta organización ha denunciado a autocares Agostenseante la Dirección General de Comercio y Consumo y la Dirección General de Obras Públicas, Transporte y Movilidad de la Generalitat Valenciana.

Según recuerdan, el artículo 16 del Decreto Legislativo 1/2019, de 13 de diciembre, del Consell, de aprobación del texto refundido de la Ley del Estatuto de las personas consumidoras y usuarias de la Comunitat Valenciana establece que «las personas consumidoras y usuarias tienen derecho a que los bienes y servicios puestos en el mercado sean seguros».

Tal y como expone esta norma, «se consideran seguros los bienes o servicios que, en condiciones de uso normales o razonablemente previsibles, incluida su duración, no presenten riesgo alguno para la salud o seguridad de las personas, o únicamente los riesgos mínimos compatibles con el uso del bien o servicio y considerados admisibles dentro de un nivel elevado de protección de la salud y seguridad de las personas».

Del mismo modo, también se solicita que se lleve a cabo una investigación a autocares Agostense con el fin de acreditar que su flota de autobuses cuenta con los requisitos técnicos necesarios que se exigen para desarrollar la actividad del transporte de viajeros por carretera.

Asimismo, también se requiere a la Generalitat Valenciana que, en caso de que detecte que estos hechos hubiesen provocado el incumplimiento de la normativa vigente, se lleve a cabo la apertura del expediente sancionador correspondiente.