La dura enfermedad de Lucas que hace que su asistencia a clase sea un gran riesgo

La madre de Lucas, un niño de Castilla-La Mancha que solo tiene tres años y ha comenzado a asistir al colegio este curso 2022/2023, ha iniciado una petición en la plataforma Change.org para pedir enfermeras en todos los centros escolares de la región. Una reivindicación que llevan años realizando sin éxito sindicatos como Satse y que se ha llegado a debatir en las Cortes regionalessin llevarse nunca a efecto.

Según explica Aurora Salguero, que ha ha recogido más de 250 rúbricas de apoyo, su hijo Lucas tiene diabetes tipo 1 desde julio. «En cuestión de minutos pasa de tener el azúcar de niveles altos a niveles muy bajos, tanto que puede llegar a desmayarse y ocurrir una desgracia. Este tipo de enfermedad puede aparecer en cualquier momento de la vida de un niño y no tiene nada que ver con su alimentación ni con su estilo de vida», ha señalado.

Lucas ha empezado el cole este año y, según su madre, está siendo «un desastre», porque igual sale con el azúcar en 300 que con hipoglucemias. Según su madre, el pequeño se mide solito pero a veces no se lo recuerdan y puede pasar más de una hora y media sin controlar.

Petición cursada

«Hemos pedido un enfermero que le pueda controlar y pinchar cuando lo necesite, pero seguimos esperando y aunque lo autoricen solo será de manera temporal. Me han llegado a decir que no lo escolarice o que adapte mi vida a las circunstancias de mi casa, nada de esto por escrito, por supuesto», recalca la madre.

Según manifiesta, si su hijo tuviera otro tipo de enfermedad o discapacidad se le atendería en el colegio, pero en el caso de Lucas, como hay que pincharle insulina «no se hacen cargo». Todo esto, según recuerda su madre, vulnera su Derecho a la Educación, artículo 27 de la Constitución, y su Derecho a la Igualdad, artículo 14.

«No es solo por él, mañana podría ser tu hijo, el hijo de tus amigos o tu sobrino al que le pasase lo mismo con ésta u otra enfermedad. Necesitamos enfermeros escolares para que cuiden de nuestros hijos en el cole, le den las medicinas y los cuidados que por desgracia muchos de ellos necesitan para poder vivir», asegura.

«Cada día que pasa en el colegio es un día en el que vivimos con el miedo de que le pueda pasar algo», finaliza Aurora.