Apenas cuenta con un kilómetro de distancia. Hoy les invito a dar un paseo entre plataneras, las de la Isla Baja de Tenerife. Se trata de un Carril Bici que conecta Icod de los Vinos con El Guincho, en Garachico. Transcurre paralelo a la TF-42. Se trata de un recorrido muy fácil, totalmente adaptado a personas con movilidad reducida. Partimos de la base de que se trata de una vía solo para ciclistas pero sobra decir que lo usa mucha gente para caminar.

Cómo llegar al Carril Bici

Para llegar al carril podemos tener como referencia el Centro de Salud de Icod, luego la zona deLas Cañas o la Urbanización La Hurona. No faltará quien les indique para llegar hasta allí. El punto de partida arranca en el Camino Alzola, y concluye justo en la entrada del túnel de Garachico, en el barrio de El Guincho.

Todo el trayecto está perfectamente señalizado. Pero no tendrás que mirar las líneas del suelo porque el camino no tiene salidas a los lados por las que puedas perderte. Todo lo contrario ocurrirá con el paisaje. Unas vistas con las que te perderás, nunca mejor dicho, en un pasado reciente que nos habla de colonialismo, de marqueses y ducados. Preciosas fincas que mantienen el sabor de lo antiguo. Haciendas señoriales como la del Vizconde de Buen Paso en Las Cañas.

Durante todo el paseo podemos disfrutar a vista de pájaro de estas casonas y de las fincas que las rodean. Si tenemos suerte podemos ver incluso cómo los agricultores “limpian” los troncos de las plataneras, recolectan las “piñas” de plátanos y se afanan por mantener uno de los cultivos fetiche en Canarias. Más detalles en Mi Pasaporte.

Un camino ideal también para caminar

Otras alternativas

El Carril Bici puede resultar algo corto si lo que quieres es dar un paseo largo. Le sugiero, al abandonar el carril, a la vuelta, seguir hasta el Camino La Baranda. En el cruce de vías conocido como los Cuatro Caminos, optar por el que va en sentido hacia el mar. Llegarán hasta la Playa de San Marcos.

Todo el paisaje forma parte de la historia reciente de nuestras familias, en su mayoría dedicadas a la agricultura. Es una manera cómoda de hacer algo de ejercicio, respirar aire puro y al mismo tiempo pasear en medio de fincas de plataneras. Para aquellos que no conozcan este cultivo estoy segura que les resultará curioso.

Transcurre por plataneras…

No solo podrán disfrutar de las fincas de plataneras. También podrán ver algunos cultivos de vid de donde se saca la uva que luego se convertirá en vino icodense. Otra curiosidad también serán los majanos de piedras a los que en algún momento de la historia se les han atribuido peculiares características mágicas. Pirámides de piedra que algunos afirmaban ser tumbas aborígenes y otros simplemente explicaban su existencia como una manera sencilla de amontonar las piedras a la hora de limpiar los terrenos. Para gustos…colores.

Además, para los amantes de las bicicletas, es sin duda un lugar ideal para darle al pedal sin tener riesgo de ser atropellados por coches. Para los que quieren ir con carrito de bebés, como es mi caso, también es una opción cómoda para estirar las piernas.