Poli Mansito, guitarra, empresario jubilado; Carlos Guigou, guitarra, arquitecto jubilado; Pepe Rancel, bajo, empleado de banca jubilado; Manolo Nesquist, batería, sustituto temporal de Paco Urbano; Manolo Santana, cantante, abogado; José Víctor Afonso, guitarra, arquitecto jubilado, y Fernando Foronda, teclados, médico.

Fotografía y vídeo: SuAr

Los Sombras irrumpieron en el panorama musical de Tenerife con gran éxito en 1965 con Paco Urbano, a la batería, Chiqui Núñez, bajo; Tato Guigou, guitarra de acompañamiento; Poli Mansito, guitarra solista, y Manolo Santana, cantante solista.

Apunta Miguel Arocha, pintor y catedrático jubilado de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna, que Los Sombras interpretaron y versionaron temas de diversos movimientos y estilos musicales, pero siempre fieles a su propia forma de hacer y entender la música. «Cuando oí a Los Sombras por primera vez interpretaban a Los Beatles, pero la canción ni estaba clavada ni tenía intención de hacerlo. Nunca había oído nada igual», afirma.

Poli Mansito recuerda que siempre versionaban canciones que eran de su agrado, añadiendo elementos nuevos, y que no se prodigaban con temas propios.

«La Banda ensaya todos los viernes en La Tahona, la casa que Poli Mansito tiene en Güímar»

La banda prepara, en la actualidad, la vuelta a los escenarios. Será a finales de año o en enero de 2022 en el Auditorio Adán Martín de la capital tinerfeña. A raíz de la expectación creada han programado una serie de conciertos que producirá la empresa NewEvent, dirigida por el hijo de Mansito, heredera de la actividad empresarial de su padre en Guagua Producciones, junto a Martín Rivero, y LM Producciones. Para la ocasión, ensayan todos los viernes en La Tahona, la casa que Poli Mansito tiene en Güímar.

Señala Mansito que la formación de Los Sombras que más relieve adquirió, por ser la de los últimos años y la más profesionalizada, fue la que integraron, junto a él, Paco Urbano, Fernando Foronda, Pepe Rancel y Manolo Santana. Aparte, también tocaron César Rodríguez, Carlos Guigou y José Víctor Afonso.

Los Sombras nunca grabaron un disco y, en la actualidad, solo queda el recuerdo de quienes presenciaron sus numerosas actuaciones, pues, aunque fue grabada por Televisión Española, no se conservan las imágenes.

La Banda, finalmente, se disolvió en 1970 a raíz de compromisos laborales, fines de carrera y el servicio militar de sus componentes.