Dos mil millones de personas carecen de agua potable para prevenir el coronavirus

Dos mil millones de personas carecen de agua potable para prevenir el coronavirus

La Oficina Provincial de Cruz Roja Española (CRE) de Santa Cruz de Tenerife ha destacado con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua el domingo, 22 de marzo, la necesidad de que este bien básico sea asequible a la totalidad de la población. La entidad quiere subrayar, con vistas a la celebración de este año, que además de permitir satisfacer necesidades cotidianas, el agua constituye un recurso crucial para afrontar problemas actuales como el cambio climático y, de manera especial en el momento presente, para la protección individual ante la pandemia del coronavirus COVID-19 declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como para prevenir otras enfermedades contagiosas.

En la víspera del 22 de marzo, Cruz Roja Española quiere incidir en el hecho de que todavía 2.200 millones de personas en el mundo carecen de agua potable. Esta realidad lleva al voluntariado del área de Medio Ambiente en su ámbito provincial de Santa Cruz de Tenerife a trabajar intensamente, contribuyendo a alcanzar uno de los de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para paliar esta situación, en concreto, que en 2030 se pueda “Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos”.

De manera especial, Cruz Roja no puede pasar por alto en el contexto actual, los beneficios sanitarios que están asociados a este líquido esencial en la lucha individual contra el coronavirus. Por eso la entidad, en el marco provincial de Santa Cruz de Tenerife, además de desplegar su personal y logística para ayudar a combatir esta pandemia, difunde estos días incansablemente entre las diferentes medidas preventivas que debe adoptar la población para evitar contagios, la de utilizar el agua y jabón para lavarse frecuentemente las manos, o un desinfectante a base de alcohol.

Cruz Roja pone énfasis en que la pandemia del COVID-19 constata, más que nunca, la conveniencia de dedicar una jornada del calendario a reparar en lo apremiante que resulta que todos los ciudadanos del mundo tengan acceso a este recurso esencial y puntualiza que, irremediablemente, la celebración de 2020 evidencia la preocupante realidad que supone que en estos momentos varios miles de millones de personas carezcan de agua para actuar frente al coronavirus.

Cambio climático

Otra de las razones que sustentan en estos momentos la celebración del Día Mundial del Agua es la estrecha relación de este bien básico con la lucha contra el cambio climático. En este sentido, Cruz Roja Española de Santa Cruz de Tenerife se hace eco del enfoque dado a la celebración por la Organización de las Naciones Unidas, para la que ambos ámbitos están “inextricablemente vinculados”, de ahí que considere este binomio como “el gran desafío”. Ineludiblemente, estas consideraciones están en consonancia con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 13 de dicha organización mundial, que persigue “Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”, teniendo como horizonte temporal el año 2030.

Al respecto, Cruz Roja considera importante recordar que la ONU, coincidiendo con el 22 de marzo, reflexiona sobre la incidencia que tiene sobre el clima el uso eficiente que hagamos del denominado “oro líquido”, de forma que puede ayudar a reducir inundaciones, sequías, paliar la escasez y contaminación, y a la vez llama la atención sobre el hecho de que “al adaptarnos a los efectos del cambio climático en el agua, protegeremos la salud y salvaremos vidas”. En ese sentido, la Organización de las Naciones Unidas propone la aplicación de “soluciones de agua y saneamiento sostenibles, asequibles y escalables”.

En el caso concreto de los ciudadanos de Santa Cruz de Tenerife, Cruz Roja puntualiza que estos pueden ayudar, cada uno a partir de su propia concienciación, a conseguir esos objetivos globales mediante acciones cotidianas de uso racional de los recursos hídricos.En 1993 se celebró por primera vez el Día Mundial del Agua, un año después de que tuviera lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro, de la que emanó la propuesta que derivaría en la celebración anual cada 22 de marzo.

Cerrar menú