Cambiarse a un champú sólido parece estar de moda. Tanto si has estado considerando alejarte del champú líquido, como si ya usas el champú sólido desde hace tiempo y quieres convencer a amigos y familiares para que se unan, existen muchas razones por las que todo el mundo puede beneficiarse de cambiar a un champú sólido. Son mejores para el cabello, la salud, la cartera y el planeta.

Da rienda suelta a tu curiosidad y echa un vistazo a todos los beneficios:

1. El champú sólido sin plástico es más sostenible que el reciclaje

Se puede pensar que cambiar a un champú sólido sin plástico no es más sostenible que el reciclaje… ¡No te dejes engañar!

Sorprendentemente, sólo el 9% de todo el plástico que se ha fabricado en la historia ha sido reciclado.

A medida que la producción y el consumo de plástico continúan aumentando, nuestro planeta y los océanos están cada vez más saturados de esta sustancia tóxica. De hecho, se estima que una mujer usa entre 420 y 500 botellas de champú/acondicionador a lo largo de su vida. Eso, sumado a una aterradora cantidad de plástico.

Según la organización benéfica ambiental Surfers Against Sewage, las botellas de plástico duran unos 450 años en el medio marino. Y, tampoco se descomponen nunca por completo, por lo que tu vieja botella de champú, finalmente se romperá en pedazos microscópicos que permanecerán en nuestro sistema de agua.

Usar champús sólidos sin plástico es una de las formas más fáciles de prevenir esto. Ayudará a eliminar una gran cantidad de plástico de nuestras vidas.

2. Cambiar a un champú sólido hará que tu cabello esté más sano

¿Quieres un cabello más sano, sedoso y suave?

Los champús sólidos son tan nutritivos para nuestras cabezas y cabellos como lo son para la tierra.

Un champú sólido de buena calidad, contiene aceites naturales que refuerzan la salud y la fuerza del cabello. Usan ingredientes como:

  • Coco
  • Macadamia
  • Argán
  • Mantequilla de cocoa
  • Semilla de chía
  • Shea
  • Cáñamo

Estos ingredientes a base de plantas son mucho más suaves para el cuero cabelludo, en comparación con los productos químicos agresivos de los champús líquidos convencionales.

Muchas personas encuentran que su cabello tiene una consistencia más suave y brillante cuando cambian a un champú sólido lleno de nutrientes.

3. Ahorra dinero al cambiar a un champú sólido

¿Te gusta ahorrar? Un solo champú sólido durará 2-3 veces más que su contraparte líquida.

¿No lo crees? La razón por la que los champús sólidos son mucho más económicos es que están hechos de ingredientes activos concentrados.

Los champús en botella contienen un 80-90% de agua. Eso significa que estás pagando mucho por el viejo H2O. Al cambiar a un champú sólido, el agua de la ducha será más que suficiente.

Todo esto se suma a que gastamos menos, disfrutamos de un cabello más saludable y construimos un futuro más brillante para el planeta. Eso es un buen negocio.

4. Cambia a un champú sólido si te gusta viajar ligero

Salir de viaje solo con el equipaje de mano puede parecer una gran idea hasta que… Llegamos al temido control de seguridad del aeropuerto.

Primero, hay que ponerse a rellenar o comprar decenas de pequeños botes de productos de aseo que hay que conseguir encajar en esas bolsas de plástico con cierre de los aeropuertos. Luego, por supuesto, está la ansiedad por la posible explosión de champú en pleno vuelo. ¿No se supone que las vacaciones deben ser relajantes?

Es fácil ver a dónde queremos ir con esto; cambiar a un champú sólido hace que todo sea más rápido, limpio y sin preocupaciones.

Un champú sólido:

  • Ayuda a pasar por la seguridad del aeropuerto sin problemas
  • Ocupa menos espacio y peso en a maleta, para poder llevarnos ese libro que queremos leer
  • Elimina la necesidad de comprar artículos de aseo de plástico en miniatura.
  • Nunca se derramará porque… ¡es sólido!
  • Mantiene tu cabello en perfectas condiciones y brillo en tus vacaciones, sin importar cómo sea el agua.

5. Reduce tu huella de carbono cambiando a un champú sin plástico

¿Quieres reducir tu huella de carbono? Comienza por tu ducha diaria.

Los ingredientes naturales que se encuentran en los champús sólidos sin plástico son mucho menos refinados y tratados que los de una botella de champú típica.

Esto significa que, cambiar a una barra de champú sin plástico, evitará una gran proporción de fabricación con enormes cantidades de gases contaminantes. Sin mencionar toda la energía que se necesita para producir otra botella de plástico contaminante.

Debido a que los champús sólidos sin plástico también ocupan menos espacio y duran más, transportarlos equivale a una menor proporción de transporte necesario para muchos más lavados de nuestro cabello. Así, estaremos, literalmente, lavando todo ese Co2 de nuestras cabezas.