Un avión de la compañía Jet2, que había despegado del aeropuerto de Manchester, en el Reino Unido, con destino a Madeira, tuvo que efectuar un aterrizaje de emergencia en Oporto debido al desmayo de su piloto. Un pasajero, que resultó ser piloto de Jet2 de vacaciones, ayudó a la maniobra de aterrizaje.

Uno de los pasajeros indicó que “anunciaron que había habido un incidente en el vuelo y otro piloto de Jet2 que estaba de vacaciones salió de la parte trasera del avión. Ofreció sus servicios a la tripulación y entró en la cabina. No salió hasta que ayudó al piloto a bajar del avión cuando aterrizamos”.